Dinero

PP y PSOE pactan salvar a FG por los espionajes de Villarejo para el BBVA

Vetarán la comparecencia en el Congreso del ex presidente del banco porque admiten que ambos están expuestos: uno lo colocó en el puesto y el otro impulsó el asalto de Sacyr a la entidad

Francisco González, presidente de BBVA.
photo_cameraFrancisco González, presidente de BBVA.

El ‘caso Villarejo’ ha llegado al Congreso de los Diputados. Podemos ha exigido la comparecencia de Francisco González y José Ignacio Goirigolzarri en la Comisión de Seguridad Nacional por “haber contratado a un mafioso para espiar al Gobierno y a la CNMV”. PP y PSOE han alcanzado discretamente un ‘pacto de no agresión’.

El vídeo del día

Abascal a las diputadas de Podemos: “Son mujeres pero no las representan”.

Ni FG ni Goirigolzarri son cargos públicos y, por lo tanto, debe ser la mesa de la Comisión Mixta de Seguridad Nacional la que decida si acepta a trámite la solicitud de Podemos.

El partido de Pablo Iglesias insiste en que ambos directivos deben acudir como “conocedores de una situación”, según fuentes parlamentarias. Pero reconocen también que PP, PSOE y Ciudadanos pueden ponerse de acuerdo para vetar las comparecencias.

De hecho, sin contar todavía con el apoyo de C's, el Gobierno y el PP van a aprovechar el margen del que disponen para oponerse a una investigación que Podemos, sobre todo, se ha propuesto utilizar para atacar al sector financiero y, por extensión, acabará afectando a la imagen y a la credibilidad del país.

Un ‘pacto de no agresión’

Por eso, los riesgos de esa comparecencia han sido calculados al milímetro por PP y PSOE. Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las conversaciones, la dirección del PP y el PSOE trabajan discretamente en un ‘pacto de no agresión’ -así lo denominan entre ellos- para limitar el alcance del “fuego cruzado”.

Una negociación que están liderando, al más alto nivel, las portavoces Dolors Montserrat y Adriana Lastra. Así lo confirma un miembro del Gobierno de Pedro Sánchez: “Se está hablando para no hacernos daño. Ambos podemos salir muy perjudicados con este asunto”, admite.

El PP colocó a FG en el BBVA

Hay que recordar que FG llegó a la presidencia de BBVA en el año 2000, pero antes el Gobierno de José María Aznar le había concedido la presidencia de Argentaria.

Argentaria era un banco público y el objetivo del Ejecutivo del PP era controlar el BBVA con un hombre de la casa. En el PP de Pablo Casado admiten a ECD que “es un ejemplo del capitalismo de amiguetes que se estilaba en aquella época”, donde también se produjeron las privatizaciones de Telefónica y Endesa, entre muchas otras compañías.

La operación del Gobierno de Aznar salió redonda, tanto que Francisco González se ha mostrado siempre complaciente con las políticas del PP, incluso en la era de los recortes.

Antes de llegar a la presidencia del BBVA, la guerra se libró contra el clan familiar de Neguri, que encabezaba entonces a toda la oligarquía vasca, que veía como todo su dinero estaría controlado por un hombre de origen gallego.

El PSOE impulsó el asalto de Sacyr

Por otro lado, en las últimas informaciones publicadas por Moncloa.com y El Confidencial, aparecen miembros del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero implicados en el asalto de Sacyr a BBVA.

Figura, por ejemplo, una conversación de la ex vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, con un directivo del Banco Santander sobre el caso de las cesiones de crédito que afectaba a su entonces presidente, Emilio Botín.

Según las conversaciones, la cúpula del banco que presidía Francisco González y el ex comisario Villarejo estimaban que Ignacio Rupérez, entonces jefe del Servicio de Estudios del Santander, participaba de alguna forma en el asalto al BBVA como enlace entre Botín y quienes intentaban hacerse con la entidad, el entonces presidente de Sacyr, Luis del Rivero, y el empresario Juan Abelló, con el impulso del Gobierno de Zapatero.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?