Dinero

Lo apuntó el consejero delegado del Santander

La banca se prepara para una guerra comercial de préstamos baratos

Consideran que es imposible retribuir menos a los depósitos para mantener los márgenes, los tipos de interés en mínimos se van a prolongar en el tiempo y las entidades tendrán exceso de liquidez

Sucursales bancarias.
photo_camera Sucursales bancarias.

Se avecina una dura guerra comercial a través de la concesión de préstamos baratos por parte de la banca. Así se deduce, al menos, de las palabras este martes del consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez. Advirtió de la presión sobre los márgenes de la banca durante la presentación de resultados de la entidad correspondientes al primer trimestre.


Los bancos españoles han encontrado dificultades en los últimos años para ganar dinero en su operativa tradicional por la caída de la actividad crediticia. Por ese motivo, buscan alternativas para compensar el descenso de los márgenes. Uno de los caminos más fáciles, en ocasiones, ha sido la subida de las comisiones que cobran a los clientes.

Pero el Banco Santander reconoció este martes incluso una debilidad en los ingresos por comisiones. El consejero delegado de la entidad, José Antonio Álvarez, lanzó además otra advertencia.

Admitió, durante la presentación de resultados del primer trimestre, que no será posible mantener el nivel de los márgenes de intereses en el tiempo. Los márgenes de intereses es la primera fuente de ingresos de los bancos. Es la diferencia entre los intereses generados en crédito, menos los intereses pagados en depósitos.

Prevé que el contexto de tipos en mínimos se prolongue en el tiempo, y además que se produzca una fuerte competencia en el crédito por el exceso de liquidez.

Hasta ahora se ha conseguido mantener el nivel de los márgenes, añadió, a costa de rebajar el coste de los depósitos. Pero consideró que se ha llegado prácticamente al límite. Sin embargo, sí anticipo que sucederá con los diferenciales aplicados a los préstamos y créditos.

Préstamos más baratos pero no más accesibles

Según expertos financieros, a los que ha tenido acceso El Confidencial Digital, en este escenario los bancos necesitan conseguir activo. Así, se van a ver obligados a conceder más crédito para poder mantener los márgenes.

Las entidades van a apostar, entonces, por bajar tipos en los préstamos. No obstante, lo que no van a flexibilizar son las condiciones que se exigen a los clientes, con lo que el crédito va a ser más barato, pero en ningún caso más accesible.

El Santander gana un 32% más en el primer trimestre

Por su parte, el Santander obtuvo un beneficio neto de 1.717 millones de euros entre enero y marzo, el 32% más que en el mismo periodo del año pasado, debido al incremento de los ingresos por la mayor actividad comercial, entre otras razones.

El negocio ha comenzado a moverse en España. En el país, el beneficio atribuido creció el 42% en el periodo respecto al mismo de 2013 y se situó en los 357 millones. El conjunto de la cartera de créditos asciende a 161.023 millones, con un aumento ligeramente superior al 1% con respecto al cierre de marzo de 2014, si se descuentan las adquisiciones temporales de activos.

Además, la nueva producción de financiación a empresas crece un 24% y un 36% a particulares, con las hipotecas aumentando a ritmos del 23%. Mientras, la morosidad en España se sitúa en el 7,25%, 0,13 puntos menos que en diciembre pasado y 0,36 puntos por debajo de hace un año.

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes