Dinero

Las prisas y la falta de un informe técnico provocaron la ‘pifia’ del Gobierno con el salario mínimo y los autónomos

Hablan altos cargos de los ministerios: “La chapuza es culpa de los políticos, que querían vender un pacto ya, y ni nos consultaron”

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firman el acuerdo de presupuestos.
photo_cameraPedro Sánchez y Pablo Iglesias firman el acuerdo de presupuestos.

Las prisas por cerrar el acuerdo presupuestario provocaron que no se tuvieran en cuentan los informes técnicos de los ministerios que hubieran alertado de que la subida del salario mínimo debía desvincularse de los cuotas de los autónomos. El texto que firmaron Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en La Moncloa no incluyó esa disposición.

El acuerdo del SMI ha sido uno de los ejes de negociación entre el Gobierno y Podemos. La formación morada exigía aumentarlo hasta 1.000 euros. Por contra, Moncloa defendía dejarlo en 850, tal como figuraba en el proyecto del Gobierno anterior para 2020, aunque sujeto a la evolución de la economía.

Los últimos Presupuestos de Mariano Rajoy establecían que, en caso de un incremento real del PIB superior al 2,5% y un aumento de afiliados de más de 450.000 personas, el SMI alcanzaría los 773 euros en 2019 y los 850 euros mensuales en 2020.

Las prisas por cerrar el acuerdo presupuestario

No obstante, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, tuvieron que acelerar la semana pasada los contactos para cerrar de una vez un acuerdo sobre los Presupuestos de 2019 y poder trasladarlos a Bruselas a los pocos días.

Una reunión en la tarde-noche del miércoles 10 de octubre y un encuentro a primera hora del jueves 11, antes del Consejo de Ministros, cerraron un pacto que, a principios de semana, parecía haberse complicado cuando Podemos anunció que no apoyaba las cuentas de Sánchez, tal y como estaban planteadas en ese momento.

La cita entre Sánchez e Iglesias del jueves se fijó antes de la reunión del Consejo de Ministros en la que se ratificaron las líneas generales de los Presupuestos que el Gobierno debía mandar a Bruselas el pasado lunes. Y había que contar con que el viernes era el Día de la Fiesta Nacional.

No se hizo una calificación técnica de la medida

Como es conocido, la medida estrella del pacto entre el Gobierno y Podemos, esto es, la subida del SMI a 900 euros en 2019, se decidió incluir entre los anuncios más mediáticos, pese a que su aprobación es por decreto ley, no requiere del respaldo del Parlamento y, además, no depende del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado.

Sin embargo, según ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes conocedoras de la redacción del acuerdo presupuestario, la medida se dio a conocer a la opinión pública sin la calificación técnica habitual por parte de los Ministerios implicados.

En consecuencia, el texto que firmaron a toda velocidad Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en La Moncloa, el pasado jueves, no incluyó la disposición normativa en el decreto ley, que debería aprobar el Consejo de Ministros antes de final de año, para desvincular la subida del SMI de las cuotas mínimas de los autónomos.

Altos cargos de los Ministerios de Hacienda y Trabajo, a los que ha tenido acceso Confidencial Digital, atribuyen la “pifia” del Gobierno -así la califican en privado- a las prisas que impidieron la elaboración de un informe técnico riguroso de la medida. “La chapuza es culpa de los políticos, que querían vender un pacto ya, y ni siquiera nos consultaron”, protestan ahora.

Los autónomos y Ciudadanos alertaron de la subida

El revuelo generado con el anuncio es sobradamente conocido. La Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) no tardó en poner de manifiesto que los autónomos serían los grandes “damnificados”, ya que calculaba un incremento de 3.000 euros anuales por trabajador contratado sumando las cotizaciones sociales y el IRPF.

Albert Rivera aprovechó también después para recuperar cuota de protagonismo y volvió a presentarse como el máximo defensor de los autónomos. Censuró la subida del Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros porque suponía un aumento de 420 euros al año en la cuota de los autónomos.

El Gobierno se ve obligado a rectificar tras el revuelo 

La subida del salario mínimo a 900 euros al mes conlleva un aumento de lo que pagan un millón de autónomos a la Seguridad Social (el 85%), la base mínima, pues ambos indicadores están referenciados.

De hecho, el plan presupuestario del Gobierno sí prevé recaudar con la medida 1.500 millones para aliviar el déficit del sistema. Unos ingresos que varios técnicos gubernamentales, consultados por ECD, ponen ahora en duda porque desconocen qué conceptos han sido incluidos en la cifra total de recaudación consignada en los detalles del acuerdo.

Sin embargo, ante el revuelo generado entre el colectivo de los autónomos, Pedro Sánchez se ha visto obligado a protagonizar este miércoles su enésima rectificación.

El 1 de enero de 2019 está previsto que entre en vigor la reforma del régimen de autónomos pactada por PSOE y Podemos pero que aún no se ha desarrollado, y que hará que estos coticen por sus ingresos reales, lo que garantizaría una rebaja de la cuota para los trabajadores por cuenta propia con menores ingresos.

Con la última rectificación, si esa reforma no entra en vigor a tiempo, el Gobierno se ha comprometido a garantizar la desvinculación de la subida del salario mínimo de la cuota mínima que pagan los trabajadores por cuenta propia.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?