Dinero

Protestas de funcionarios por el tapón que les impide ascender con el decreto de interinos

Habrá menos opciones para que el personal con plaza promocione internamente al convertir en fijos a empleados sin oposición

Oposiciones
photo_camera Oposiciones

El decreto de interinos que dará prioridad en el acceso a una plaza fija a aquellos que lleven años en el puesto no gusta a todos. Que aquellos que llevan más de diez años en un puesto estructural obtengan la plaza sin necesidad de concurrir a una oposición es un "agravio comparativo con una persona que es personal laboral" denuncian funcionarios descontentos con la nueva ley de interinos.

"Han tenido suspendida la promoción durante muchos años (2007-2015), en los años de la crisis. En personal laboral, no hubo posibilidades de ascender durante ese tiempo", apuntan auxiliares administrativos.

Los críticos con la ley señalan que que se dé plaza a estas personas lastrará sus posibilidades de ascenso ya que los puestos no se destinarán a promoción interna, la cual denuncian que ha estado paralizada durante muchos años al igual que las oposiciones. Estos funcionarios y auxiliares denuncian que gente sin oposición conseguirá plazas más elevadas que las suyas.

"Para que un laboral transforme su plaza en funcionario resulta que debe hacer un examen para que se cambie la relación en la administración. Sin embargo, a la gente que es interina le dan la plaza por 10 años de antiguedad", se lamentan los funcionarios descontentos.

Estos críticos con la ley apuntan que "los interinos a veces no entran por oposición, entran por bolsas, pueden haber aprobado solo un ejercicio de la oposición o se han apuntado a bolsas cuando se requería personal", por lo que muchos obtendrían una plaza sin presentarse al examen.

Esto último iría en contra del espíritu del Estatuto Básico del Empleado Público, el cual como recalca este colectivo decreta en su artículo 61.3 que "el sistema selectivo de los funcionarios de carrera serán oposición y concurso-oposición que incluirá una o varias pruebas para determinar la capacidad de los aspirantes" lo que se apoya con otro párrafo del estatuto que apunta que "los procesos selectivos que incluyan además de las pruebas de capacidad, las valoraciones de los méritos solo otorgarán a dicha valoración una puntuación que no determinará por sí misma el resultado del procesos selectivo".

El espíritu de la ley

Juristas señalan a El Confidencial Digital que el decreto se apoya en otro punto del 61.3 que dice que  "solo en virtud de ley podrá aplicarse con carácter excepcional el sistema de concurso que constituirá únicamente en valoración de méritos".

Sin embargo, este punto no convence a los funcionarios y auxiliares descontentos, los cuales replican que "les parece que ese punto es para algo excepcional, no para que entre toda la gente" y señalan que con esta ley no sólo se perjudica al personal que no podrá ascender, si no a todos los ciudadanos. 

"Si se les da una plaza directa se coarta la oportunidad al resto de ciudadanos de ejercer el derecho constitucional que tienen a acceder a la administración", denuncian este colectivo crítico con la ley. La administración, según la constitución, el articulo 23 garantiza a todos los ciudadanos "el derecho a acceder en igualdad a las funciones y cargos públicos".

Reconocen que el problema de los interinos y que la administración obró "mal" porque" no convocó plazas en tiempo y eso va a recaer en los ciudadanos". Estos funcionarios y auxiliares exponen que a su ver había otras formas para compensar a los interinos, como los procesos de estabilización, que ya llevan años realizándose en administraciones como la Comunidad de Madrid que sacan plazas en las que "puntúan bastante la experiencia" y así facilitan el acceso a los interinos que han estado en el puesto.

Santiago Abascal: “Cada día que pasa este Gobierno merece ser censurado con más rotundidad”

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?