Dinero

Los proveedores de bares y restaurantes pronostican el cierre de nueve de cada diez empresas

La situación de crisis en el sector podría provocar el desabastecimiento en los establecimientos de ciudades medianas y la España rural

Foto camión Rodilla
photo_camera Foto camión Rodilla

La hostelería vive una crisis sin precedentes a cuenta del coronavirus.  Un sector que no solo construyen bares, restaurantes y proveedores sino también las decenas de empresas de distribución que se encargan de trasladar las bebidas y los productos alimenticios desde las fábricas hasta el local de consumo.

Más de cien mil empresas de distribución que la crisis económica derivada de la pandemia del COVID-19 ha dejado a merced del temporal.  Un sector cuya red se teje gracias a cientos de pequeñas y medianas empresas de las cuales, más del 95% dependen directamente del negocio que les den los hosteleros españoles.

‘Ponemos a disposición de los locales el 80% de lo que venden’ aseguran fuentes del sector de la distribución a Confidencial Digital al tiempo que hablan de una caída de más del 35% de la actividad empresarial desde el pasado mes de junio.

Si bien los distribuidores han conseguido recuperar parte del impulso perdido tras el confinamiento se aventuran a asegurar que no es suficiente.  El junio se recuperó el 75% de la actividad.  Una cifra que muestra la pérdida de dos de cada diez euros de ingresos con respecto a 2019, pero que aseveran era ‘asumible’.  

Con todo y con ello el problema al que se enfrentan ahora es a la caída de las ventas paulatina que están registrando desde el verano a raíz de los confinamientos perimetrales, las restricciones de aforo y horarios de bares y restaurantes e incluso el cierre en algunas autonomías. 

Una situación que no podrán revertir a niveles previos a la crisis del coronavirus.  Desde FEDISHORECA, patronal de los distribuidores españoles, estiman que hasta finales de 2022 no podrán hablar de una mejoría en el sector.

Desabastecimiento

Aún con toda esta situación de incertidumbre de fondo, el problema más acuciante, denuncian fuentes de los proveedores, es el desabastecimiento para los bares y restaurantes de las ciudades de tamaño medio españolas y, sobre todo, de la España rural.  

Pequeños pueblos donde los negocios que sobreviven son bares y restaurantes anclados a las temporadas de verano y Navidad coincidiendo con las visitas a los familiares que viven en estos pequeños reductos de población.  

Zonas con apenas densidad de población donde los bares dan luz a la tierra y que pueden verse sumidos en problemas de abastecimiento de género a raíz de la posible quiebra a la que se enfrentan las compañías de distribución.

El vídeo del día

Ministro de Justicia sobre el rey emérito: “Si fuera llamado, vendría”.

‘Solo el 10% de lo que se sirve en los bares se compra en grandes cadenas de distribución, el resto lo vendemos nosotros” evidencian a ECD fuentes de los proveedores quienes denuncian la impasibilidad del Gobierno ante sus problemas.

El problema de los ERTE

Con respecto a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo aprobados bajo el paraguas del Gobierno en marzo fuentes de la patronal critican la laxitud de Moncloa para mantener la protección del empleo en la hostelería.

En concreto, las críticas las dirigen a los ministerios socialistas de Industria, Comercio y Turismo de Reyes Maroto y de Seguridad Social y Migraciones de José Luis Escrivá.  ‘Nos dijeron que con un 30% de caída en ventas y el 80% de la hostelería abierta no tendríamos que ser incluidos en las nuevas extensiones de los ERTE' manifiestan los distribuidores a ECD

Golpe de 30.000 millones 

En la jornada bursátil de este lunes el gigante alemán del software empresarial, SAP, perdió más de 30.000 millones de euros de capitalización en la bolsa de Francfort. La empresa, una de las tecnológicas más importantes del viejo continente, es la principal proveedora informática para las compañías de distribución hostelera.

Soluciones informáticas de gestión de pedidos y contacto entre clientes y proveedores de bebidas y alimentación que se hundieron en bolsa un 20%, la mayor caída en 12 años, tras rebajar las previsiones para el cierre de 2020 debido al retraso en la recuperación de los negocios provocado por la segunda ola de coronavirus. 

Desde SAP han retirado sus previsiones para 2023 ante, dicen, la delicada situación que viven sus clientes de la hostelería a raíz de las restricciones adoptadas en toda Europa, en especial en España.  Una casuística que ha debilitado las estimaciones de ingresos a más corto plazo y han obligado a reestructurar las cuentas de la informática alemana.

Nuevas soluciones

Ante esta situación de impasse que viven los distribuidores, el grupo Caterdata ha puesto en marcha un portal digital para la compraventa de productos de la hostelería. 

'Stockhoreca' pone a disposición de los bares y restaurantes equipamientos, alimentación y bebidas.  La digitalización que el sector lleva años preparando y que ahora tratan de lanzar ante la incertidumbre provocada por la segunda ola de coronavirus.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable