Dinero

El PSOE está dispuesto a eliminar el impuesto de las hipotecas

Ha transmitido al PP que se abre a suprimirlo en la compra de primera vivienda. La votación clave de la ley hipotecaria se celebra este jueves en el Congreso

Firma de una hipoteca.
photo_cameraFirma de una hipoteca.

La nueva ley hipotecaria debe pasar esta semana su último trámite parlamentario. Y se negocian cambios de última hora entre PP y PSOE. Los socialistas se abren a suprimir el polémico impuesto de las hipotecas, al menos en la compra de primera vivienda, después de que Pedro Sánchez decidiese hace tres meses que lo asumieran los bancos.

El abono del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) fue una de las grandes batallas entre la banca y el Supremo el año pasado. Finalmente, el Gobierno de Pedro Sánchez intervino en la polémica y mediante un decreto ley estableció que los bancos pagasen la tasa.

Pero el Senado acaba de modificar la nueva Ley Hipotecaria aprobada en el Congreso de los Diputados, al introducir, gracias a la mayoría que ostenta el PP, que el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) sea “tipo cero” y no tengan que pagarlo ni el banco ni el cliente.

La Comisión de Economía del Senado introdujo 27 enmiendas en la ponencia del proyecto de Ley, que inició su trámite en el Congreso y que pasó después por la Cámara Alta. La mayoría de las enmiendas aceptadas son del grupo parlamentario del PP (19), pero también hay del PSOE (6) y de Ciudadanos (2).

Votación clave de la ley hipotecaria este jueves

Pues bien. Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes parlamentarias, el Pleno del Congreso tendrá que decidir este jueves si tanto la banca como el cliente pueden librarse a partir de ahora del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados en la hipoteca.

Este será uno de los cambios más importantes sobre los que el Congreso tendrá que pronunciarse durante la votación de las enmiendas introducidas por el PP en la futura norma durante su tramitación.

Negociaciones a contrarreloj en el Congreso

Y hay un dato relevante. Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD revelan que el PSOE ha comenzado a virar su postura en los últimos días.

Uno de los motivos para este giro es que el PP ha advertido a los socialistas, en las negociaciones que se desarrollan a contrarreloj entre los dos partidos, que derogará el impuesto de las hipotecas si Pablo Casado llega a La Moncloa tras las generales del 28 de abril.

Los populares ponen en valor el sistema hipotecario español, “que ha posibilitado que ocho de cada diez familias disfruten de su vivienda en propiedad, proporción muy superior a la media europea, que no llega al 70%”.

Además, han recordado al PSOE que “la vivienda tiene un componente de ahorro a largo plazo”, de modo que le han llamado a garantizar “la máxima seguridad jurídica y económica” para los propietarios.

Consideran que “la propuesta de modificar la legislación para que el sujeto pasivo sea la banca y no el cliente no resuelve el problema que generó la deliberación y el resultado de la decisión del Tribunal Supremo”

La banca comienza a repercutir el coste al cliente

Según las fuentes conocedoras de las negociaciones, el PSOE ha comenzado a admitir que “no se puede garantizar que las entidades no repercutan el impuesto a las familias, incrementando el coste de las nuevas hipotecas concedidas”, pese a que Pedro Sánchez confió, cuando decidió cargárselo a la banca el pasado noviembre, en la “buena fe” del sector financiero.

Algunos analistas financieros están advirtiendo de que la banca ha comenzado a repercutir el tributo en el coste de los préstamos, convirtiendo en la práctica el cambio de pagador en algo estéril para el consumidor y perjudicando con su traslado al conjunto de los clientes que solicitan hipotecas, en vez de asumir el tributo particular que les correspondería por la operación específica que firman.

El PSOE se abre a eliminarlo para primera vivienda

Por ello, según las fuentes consultadas, el PSOE se abre ahora a modificar el artículo 31 de la ley hipotecaria para establecer que, en el caso de documentos notariales sobre préstamos con garantía hipotecaria que correspondan a la compra de un inmueble para primera vivienda, la mayoría de los que se firman en España, la cuota variable sea cero.

Se ha cuantificado que, en ese caso concreto, “el impacto sobre la recaudación tributaria no será muy elevado”.

No obstante, para evitar un agujero en las cuentas públicas, el PSOE propone que la Administración General del Estado compense a las comunidades autónomas, incrementando su financiación por un monto equivalente a la recaudación media que haya generado el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados en los tres años anteriores.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?