Dinero

Pugna entre los supermercados para demostrar en los tickets de compra que están aplicando la rebaja del IVA a los alimentos

Reflejan el precio antes y después de aplicar la bajada, indican cuál era el antiguo coste hasta el 31 de diciembre y el nuevo a partir del 1 de enero, colocan etiquetas diferenciadas…

Gente comprando en un supermercado.
photo_camera Gente comprando en un supermercado.

Durante los primeros días del año, las patronales de supermercados aseguran que se ha aplicado sin problemas la supresión del IVA en un grupo de alimentos básicos, aunque los clientes no han notado demasiada rebaja en el ticket final de la compra, dado que afecta a un número limitado de productos de primera necesidad.

Sin embargo, según ha podido comprobar Confidencial Digital, la mayoría de comercios y tiendas de alimentación han iniciado una pugna para demostrar que están aplicando la bajada del IVA.

Y lo están haciendo, por ejemplo, en el ticket de la compra, reflejando el antes y después de la disminución de este impuesto. También, indicando cuál era el antiguo precio hasta el 31 de diciembre y el nuevo a partir del 1 de enero. Todo ello, después de los problemas tecnológicos de los primeros días para aplicar la bajada.

Atraer la atención de los consumidores

En algunas cadenas reconocen a ECD que buscan que esta rebaja del IVA a cero de los alimentos básicos y al 5% de aceite y pastas sirva para que los supermercados “atraigan la atención de los consumidores”, de forma que trasladen la idea de que “nosotros somos los que lo estamos aplicando mejor”.

La estrategia de aplicar las bajadas en Lidl es visualmente distinta al resto, ya que han señalado a los productos con etiquetas diferenciadas y el reclamo de “más barato”.

Hay que recordar que durante los próximos seis meses se elimina el 4% del IVA del pan, la harina panificable, la leche, los quesos y los huevos, además de las frutas, las hortalizas, las legumbres, los tubérculos y los cereales que sean naturales o frescos.

Además, se reduce del 10 al 5% dicho impuesto en la pasta y los aceites de oliva y de semillas. Una medida de la que han quedado fuera otros productos como la carne o el pescado.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?