Dinero

Quinientas llamadas diarias a hoteles de La Palma de turistas que quieren ir a ver el volcán

La patronal pide frenar los viajes a la isla que no sean estrictamente necesarios: las plazas están ocupadas por los vecinos que han sido desalojados de sus casas

Erupción volcánica en La Palma.
photo_camera Erupción volcánica en La Palma.

El pasado día 20, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, María Reyes Maroto, hacía referencia al turismo volcánico como uno de los futuros atractivos de la isla canaria de La Palma. Apenas una semana después de estas declaraciones, y con la zona en vilo por la erupción, los hoteles de la isla están colapsados con las llamadas de los viajeros que quieren ver el "espectáculo de la naturaleza".

Jorge Miranda, gerente del Centro de Iniciativas Turísticas Insular de La Palma, explica a El Confidencial Digital que "los hoteles de la isla están recibiendo más de 500 llamadas de curiosos que quieren acercarse a la isla a ver el volcán" y se lamenta de que fuera de la zona afectada "no se sabe la magnitud de la desgracia".

Los alojamientos hoteleros de la isla están dando cobijo "transitorio" a los desplazados por el avance de la colada de lava. Miranda señala que las más de 300 viviendas destruidas y los respectivos desalojos, sumado al parque hotelero limitado de la isla tensionan la capacidad de acoger turistas.

El perfil del turista volcánico en La Palma suele ser un "peninsular", aunque hay llamadas que vienen del extranjero (principalmente europeos). A estos viajeros, que "vienen por el morbo", les piden desde el sector turístico canario que por favor no vengan y recuerdan que ya habrá tiempo de ver el volcán cuando la situación vuelva a la normalidad.

El fenómeno del turismo volcánico se debe a iniciativas individuales. Las agencias de viaje, agrupadas en la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), reseñan a este diario que no han encontrado una mayor demanda de viajes a la isla. Tampoco se han registrado cantidades notables de cancelaciones de viajes programados. 

Viajes a La Palma

Miranda recuerda que los primeros días sí que hubo muchas dudas por parte de quienes habían decidido pasar sus vacaciones en la isla y tenían reservada una estancia. Sin embargo, con el tiempo las llamadas de los temerosos se sustituyeron por las de los fanáticos de los volcanes.

Parte de los lugares más visitados han sido evacuados. La lava amenaza la segunda zona turística de la isla, la costa de Puerto Naos, y ha dificultado las conexiones con el suroeste. Aún con esto, el turismo funciona con total normalidad en el norte de la isla, y los puertos conectan con otras regiones de la Península y Canarias.

Miranda asegura a todo aquel que dude en acudir al lugar para disfrutar de unas vacaciones programadas (no fruto del morbo por el volcán) que allí no hay peligro y "haría más daño a la economía de la isla cancelar las vacaciones". 

En futuro, cuando la erupción remita, y se dé una solución para rehacer su vida a quienes han perdido todo, desde la patronal de turismo de la isla reconocen que el vulcanismo será un reclamo para la zona y que el paisaje cambiará totalmente atrayendo a nuevos visitantes. La economía de la isla va a "cambiar de forma radical", auguran.

 

Teaser tráiler de Lightyear, lo nuevo de Pixar

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?