Dinero

Las rebajas arrancan mal: un 30% menos de ventas en la primera semana que en 2019

La patronal denuncia el alto coste de los fletes desde China, un 350% más caros

Comercio en rebajas.
photo_camera Comercio en rebajas.

Las rebajas no van a ser el esperado revulsivo que necesita el pequeño comercio en España. El sector, que esperaba empezar a recuperar las pérdidas generadas durante la pandemia, se encuentra con bajadas de más del 30% en las ventas durante la primera semana de rebajas, respecto a las de 2019.

"Llevábamos año y medio con un descenso de ingresos entre un 40% y un 60%, con limitaciones de movilidad y restricciones para poder llevar a cabo nuestra actividad. Esperábamos tener una cierta normalidad en las rebajas", explica Pedro Campo, presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC). El sector supone un 13% del PIB y da empleo de manera directa a 1,2 millones de españoles.

La patronal hizo una previsión en junio de que la campaña de rebajas de 2021 sería entre un 20% y un 30% menor que la de 2019. Esto se notará especialmente en el sector del textil y el calzado, que como explica Campo "es donde se suele concentrar mayoritariamente el gasto de las rebajas" y es consecuencia de que el consumo de los hogares "está muy retraído y eso va a ser un síntoma de lo que pasará en los próximos meses".

"Son flojas, no hay demanda y no hay aglomeraciones en las tiendas, salvo los fines de semana que hay un poco más de lo normal". reconocen desde el pequeño comercio. Todo ello a pesar de que se está siendo "agresivo" y es común ver primeras rebajas entorno a un 40 y 50 %. 

La reducción de las ventas es más pronunciada en aquellas comunidades cuyo PIB es especialmente dependiente del turismo. Baleares, Canarias y Levante protagonizan unas rebajas con menor número de ventas que el resto del país.

Aún con las malas previsiones, los números son "ligeramente mejores que los de 2020", según señala Campo. Ha mejorado por la relajación de las medidas de confinamiento y de reducción de la movilidad. También, la anterior fue una campaña anómala ya que "hubo dos meses de cierre total de comercios, y el periodo de apertura coincidió con las rebajas".

El escaso margen de tiempo hizo que muchas tiendas prácticamente liquidaran sus colecciones con grandes descuentos y no pudieran rentabilizarlas. Muchas empresas del sector se lamentan de que "han salido del covid con un préstamo de más", ya que tuvieron que pagar a proveedores y alquileres sin poder trabajar.

Problemas de suministro

Si se confirman las malas ventas de  la primera semana "crece la incertidumbre respecto al futuro", pronostica Campo, y expone que también hay otros peligros para el sector, además de unas malas rebajas y las deudas acumuladas. Se están encareciendo las importaciones. Un flete desde China cuesta un 350% más que antes de la pandemia y hay escasez de contenedores y de barcos; lo que en un futuro "pondrá en peligro el suministro a los comercios", si la tendencia continúa.

Con todo, el sector pide al Gobierno ayudas directas y exención de ciertos impuestos. Campo quiere que se siga el ejemplo de las autonomías que sí han ayudado al pequeño comercio, como el País Vasco, que según el presidente de CEC, repartió 4.000 euros a todas las tiendas de calzado y ropa de la comunidad que lo solicitaron.

A nivel estatal, Sánchez ha prometido 7.000 millones que vienen de fondos europeos. Sin embargo, no se ha concretado al sector cómo se repartirán estos, en qué condiciones y quién podrán beneficiarse. Campo reconoce que están "en continuo diálogo" con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo que dirige Reyes Maroto. Sin embargo, a pesar de que la ministra promete ayudas directas estás no se concretan más allá de lo que ha anunciado el presidente del Gobierno. 

Desde el pequeño comercio no ven suficiente lo ofrecido, "no es más que un parche", y piden la reducción de impuestos como el IVA en ciertos artículos, para poder reactivar el consumo. El gasto de las familias, a juicio de Campos, está bajo y la incertidumbre que genera sobre el empleo la falta de turistas extranjeros y el desabastecimiento de las fábricas por la situación del tráfico marítimo no ayuda.

Santiago Abascal: “Cada día que pasa este Gobierno merece ser censurado con más rotundidad”

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?