Dinero

Revuelo en el Gobierno: FG ha dejado al Banco de España como una “casa de estafas”

Alega que cargando contra MAFO, el ex presidente de BBVA ha dado a entender que el supervisor impulsó una operación para engañar a 300.000 inversores en Bankia

Francisco González, ex presidente de BBVA.
photo_cameraFrancisco González, ex presidente de BBVA.

Francisco González fue contundente en su declaración en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia. Declaró culpable al Banco de España por haber apoyado la colocación y por retrasar la entrada de ayudas públicas en la entidad. El Gobierno reprocha al ex presidente de BBVA haber dejado al supervisor como una “casa de estafas”.

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes empresariales de alto nivel, el revuelo en el mundo económico ha sido “monumental” tras escuchar las palabras de FG sobre cómo gestionó el Banco de España la crisis de Bankia.

Algunos altos ejecutivos califican de “explosiva” la declaración ante el tribunal en la que culpó al Gobierno de Zapatero y al Banco de España que dirigía entonces Miguel Ángel Fernández Ordóñez de ocultar la crisis del sistema financiero y del “desastre” de la salida a Bolsa del banco resultante de la fusión de Caja Madrid, Bancaja y otras cajas.

El Banco de España, como una “casa de estafas”

Por si esto fuera poco, fuentes de la cúpula económica del Gobierno y del Banco de España, a las que ha tenido acceso ECD, reprochan al ex presidente de BBVA haber dejado al supervisor, prácticamente, como una especie de “casa de estafas”.

Se atreven incluso a interpretar las palabras de FG. Critican que “vino a apuntar, en sede judicial y obligado a decir la verdad, que el Gobierno de Zapatero, pero sobre todo el Banco de España, colaboraron en una estafa a 300.000 inversores”.

Pese a que negó que hubiera engaño a inversores...

El juicio por la salida a Bolsa de la entidad presidida entonces por Rodrigo Rato está analizando precisamente si hubo un falseamiento contable de las cuentas del grupo previa a la operación.

El propio González negó que hubiera existido engaño a inversores. “Yo creo que no hubo dolo, pero sí un gran error que hizo mucho daño a nuestro país, no sólo por parte de sus administradores sino de todas las instituciones privadas y públicas que se volcaron en hacer algo que no tenían que haber hecho”, declaró.

… dejó la duda sobre el falseamiento de cuentas

Sin embargo, BBVA fue de los pocos inversores institucionales españoles que no compraron acciones en esta colocación. Y Francisco González fue muy explícito al justificar el motivo. “Los inversores internacionales no pusieron ninguna orden de compra y eso significaba que Bankia no valía nada”.

“Entonces fuimos implacables. No podíamos entrar en una operación que no estaba en los libros de los inversores internacionales”, detalló, evidenciando la desconfianza que Bankia generaba a nivel internacional en los mercados.

Es más, durante su declaración, González llegó a decir que la cuenta de resultados de la entidad financiera, entonces presidida por Rodrigo Rato, no eran creíbles. “Había la sensación de que había unos beneficios poco creíbles, por decir algo. Daba la sensación de que sus números estaban bastante alejados de la realidad. Eran muy altos comparados con otras entidades como el Santander y BBVA”, explicó.

El Gobierno impulsó la salida a Bolsa de Bankia

Además, Francisco González detalló que BBVA recibió “presiones políticas” y “llamadas de todo tipo” para que comprara acciones de Bankia en la salida a Bolsa de 2011.

Según su relato de los hechos, la colocación de Bankia fue apoyada tanto por el Gobierno (entonces presidido por Rodríguez Zapatero) como por el propio Banco de España.

“La salida a Bolsa fue una mala decisión y no sólo de los administradores sino de un conjunto de instituciones, incluido el poder político, que con presiones se volcaron a hacer algo que no se debió haber hecho. Pensaban que si fracasaba la operación, España iba a colapsar y eso fue un gran error”, explicó.

Momentos después fue más taxativo: “El Gobierno impulsó la OPS”. Según afirmó en sede judicial, el entonces subgobernador del Banco de España, Javier Aríztegui, llamó a Ángel Cano, consejero delegado de BBVA en aquel momento, para invitarles a participar en la salida a Bolsa.

Agregó que Aríztegui pidió Cano que la entidad comprara títulos para dar la imagen ante los inversores de que la OPS era un buen negocio.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?