Dinero

Sánchez Galán inicia su retirada de Iberdrola

Anunciará un consejero delegado a finales de 2020 y le nombrará presidente en 2022, un año antes de finalizar su mandato

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.
photo_cameraIgnacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.

Ignacio Sánchez Galán comienza la “operación retirada” de Iberdrola. Una “transición ordenada” que pondrá en marcha tras la celebración de la junta de accionistas de este viernes en Bilbao y que culminará dentro de cuatro años, cuando abandonará definitivamente la presidencia de la primera eléctrica del país.

Por el momento, Iberdrola someterá a la próxima junta general la reelección de Galán como consejero ejecutivo para un mandato de cuatro ejercicios. Así el directivo, que en septiembre cumplirá 69 años, se mantendrá al frente de la compañía hasta 2023.

Una transición que zanje incertidumbres

Celebrada la junta de accionistas, Iberdrola tiene previsto comenzar a diseñar una hoja de ruta para abordar la sucesión del presidente, previsiblemente entre los años 2022 y 2023.

Pese a que aún queda tiempo para el relevo, miembros del consejo de la eléctrica confirman a Confidencial Digital, que el plan de la cúpula de Iberdrola es empezar a plantear un esquema perfectamente definido en cuanto a la forma, el calendario, así como sobre la identidad del candidato a la sucesión.

El objetivo es acometer una “transición ordenada”, que cumpla con los más altos estándares de gobierno corporativo y elimine las incertidumbres que crean este tipo de procesos en algunas empresas frente a los inversores y los mercados financieros.

De esta manera, según las fuentes consultadas por ECD, la intención que ha trasladado Galán a personas de su máxima confianza es mantenerse en la presidencia durante el periodo que abarca el actual plan estratégico del grupo, que se extiende hasta 2022.

Un momento en el que, según ha transmitido a su equipo más cercano, sería el más adecuado para “dar por cerrada una etapa”.

Nombrar un consejero delegado en un año

Pero Galán sigue ejerciendo el cargo de consejero delegado. Precisamente la ausencia de un ejecutivo distinto a él en este puesto, que puede actuar de puente en un proceso de transición ordenada, es otro de los puntos que el consejo tiene previsto analizar en los próximos meses.

El propio presidente apuesta por seguir un esquema de sucesión equivalente al que se aplicó cuando él asumió las riendas de Iberdrola. Un proceso que implicará el nombramiento de un número dos en el plazo máximo de un año y medio, según revelan a ECD fuentes del consejo.

Hay que recordar que, tras ejercer cuatro años como consejero delegado, Iberdrola acordó anunciar en 2005 que Galán sería el sucesor de Íñigo de Oriol como presidente.

Anunciar el sucesor con un año de antelación

La proclamación se realizó, además, con un año de antelación. Es decir, el cargo fue efectivo a partir de la primera reunión del consejo de administración tras la junta general de accionistas de 2006.

Un “relevo con preaviso” que convence también ahora a Sánchez Galán porque resulta “ordenado, sin sorpresas y elimina incertidumbres”.

Antes de ser nombrado presidente de Iberdrola, además del puesto de consejero delegado, Galán ostentó el puesto de vicepresidente de la eléctrica.

Galán nunca ha contado con un número dos

Ignacio Sánchez Galán no tiene todavía un sucesor claro. El presidente de Iberdrola ha ejercido todos los poderes ejecutivos del grupo, lo que ha generado algunas críticas por parte de algunos inversores institucionales.

Desde que asumió las riendas en 2006, Galán nunca ha contado con un consejero delegado. Lo máximo que ha tenido ha sido un consejero director general, primero en la figura de José Luis Sampedro y ahora en la de Francisco Martínez Córcoles.

Sánchez Galán considera que esta estructura de gestión es la más idónea y se reforzó el pasado año cuando nombró vicepresidenta a Inés Macho, una persona de su máxima confianza, que llegó al consejo de su mano en 2006.

Además, la eléctrica estima que la presencia en el consejo de 10 miembros con carácter independiente, sobre un total de 14, ofrece una garantía total sobre el gobierno corporativo.

Críticas a la excesiva concentración de poder

Pese a la defensa de este modelo por parte de Iberdrola, uno de los asesores más importantes de grandes fondos de inversión (ISS) ha recomendado a sus clientes rechazar la propuesta número 18 de la junta de accionistas de este viernes.

Este punto del orden del día se refiere a la continuidad de Galán como presidente y consejero delegado de Iberdrola trece años después de su primer nombramiento.

El motivo de la oposición es que ISS tiene como política general votar en contra de la concentración del poder en las compañías que no distinguen entre la figura del ‘chairman’ o presidente no ejecutivo y las del ‘chief operating officer’ o CEO.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes