Dinero

Santander y Bankia no secundarán a Pedro Sánchez: no van a presionar a Albert Rivera

Desde la dirección del PSOE se planeó realizar gestiones con ambos bancos para convencer a Ciudadanos de que se abstenga en la investidura

Pedro Sánchez y Albert Rivera.
photo_cameraPedro Sánchez y Albert Rivera.

Santander y Bankia se desmarcan de Pedro Sánchez. El plan de la cúpula del PSOE para que ambos bancos medien con Albert Rivera, y éste facilite la investidura del presidente del Gobierno en funciones, ha fracasado. Ana Botín y José Ignacio Goirigolzarri se desentienden de la maniobra.

Pedro Sánchez ha insistido hace unas horas en Bruselas en que “la responsabilidad de PP y Ciudadanos, como partidos que se dicen de Estado, es facilitar la investidura, no bloquear y garantizar una cierta estabilidad al Gobierno de España”.

En declaraciones a los periodistas a su llegada al Consejo Europeo, el presidente destacó que es importante trasladar a Casado y Rivera la responsabilidad que tienen también para “evitar el riesgo” de una repetición de elecciones.

Además insistió en que Podemos es su “socio prioritario” pero, al ser preguntado por la posibilidad de dar entrada en el Gobierno a ministros del partido de Pablo Iglesias, apuntó que los ciudadanos han dejado claro con su voto que quieren un Ejecutivo “liderado por el PSOE”.

Ronda de contactos con los bancos

En medio de la operación del PSOE para convencer a Rivera, hace unos días se conoció la intención del ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, de iniciar esta semana una ronda de contactos con dirigentes del sector bancario para pedirles que mediaran ante PP, y especialmente C’s, para que apoyen la investidura de Sánchez.

Según una información publicada por el diario 20 Minutos el pasado lunes, Ábalos había cerrado encuentros con el Santander y Bankia para transmitirles la necesidad de una estabilidad política y económica, y con el objetivo último de que estas entidades trasladen la presión tanto a Pablo Casado como a Albert Rivera.

Por sorpresa, horas después, la noticia fue retirada de la web. La cabecera no incluyó ninguna explicación. Simplemente, el texto fue suprimido de la plataforma y no podía ser visitado por ningún lector.

ECD se ha puesto en contacto con fuentes de 20 Minutos para conocer el motivo por el que la información fue eliminada. Al cierre de esta edición, no se había obtenido respuesta.

“Que no cuenten con nosotros”

Según ha podido saber Confidencial Digital, Santander y Bankia se desmarcan tajantemente de esta operación del PSOE para presionar a Rivera. “Que no cuenten con nosotros”, zanjan fuentes próximas a ambas entidades.

“Los banqueros, a nuestros bancos; y los políticos, a entenderse”, responden a ECD altos ejecutivos de Santander y Bankia cuando se les pregunta por el apoyo de las entidades a esta estrategia.

En el entorno de Ana Botín aseguran que la presidenta se ha propuesto, desde que regresó a Madrid, alejarse de cualquier implicación en operaciones políticas. Una decisión que contrasta con la actitud que mantenía su padre, cuya estrecha relación con el poder fue una de las principales particularidades de su mandato.

Fuentes oficiales del Santander confirman a ECD que el PSOE no ha solicitado ninguna reunión, ni el banco se ha sentado con ningún dirigente del Gobierno o del partido para abordar esta cuestión.

El Estado controla un 62% de Bankia

Directivos próximos a José Ignacio Goirigolzarri también se muestran tajantes. “El Gobierno sabe perfectamente que Goiri aceptó el mandato para llevar a cabo una gestión profesional de Bankia. Y hasta ahora esa independencia del poder político se ha respetado”, aseguran.

Pese a las buenas relaciones de la entidad con el Ministerio de Economía, que controla –a través del FROB- la participación del 62% en manos todavía del Estado, el presidente de Bankia tiene decidido que “quiere estar lejos de este tipo de operaciones”.

Fuentes financieras consultadas por ECD aportan otro dato. “¿Con qué cara puede llamar Goiri a Rivera para pedirle que se abstenga? La respuesta de Ciudadanos sería sencilla: ¿Pero quiénes son tus dueños?”, argumentan.

Preguntado por ECD, un portavoz oficial de Bankia ha rehusado realizar comentarios sobre la agenda del presidente.

El Santander apoyó un pacto PSOE-C’s

Hay que recordar que el Estado controla el 62% de Bankia. Además, la elección del Santander como “aliado del Gobierno” en esta maniobra tampoco es casual.

En la dirección del PSOE se recuerda que, un día después de las elecciones generales del 28-A, la entidad que preside Ana Botín envió un informe a sus grandes clientes en el que se posicionaba a favor de un pacto entre Pedro Sánchez y Albert Rivera, frente al escenario que se perfilaba entonces con más opciones: la alianza con Pablo Iglesias y algún partido nacionalista.

A propósito de la formación del nuevo Gobierno, un analista del Santander señalaba en el dossier que “la coalición entre PSOE y Ciudadanos probablemente complacería a los mercados financieros, dado que la postura liberal de C’s sería mejor recibida que el populismo de Unidas Podemos”.

El contenido de ese dossier causó bastante revuelo en círculos políticos y económicos. Los titulares de la prensa no tardaron en destacar ese día, en sus portadas, que el Santander apoyaba sin fisuras un Gobierno del PSOE y Ciudadanos. Lo cual provocó también en aquel momento una reacción airada de Albert Rivera.

La cesión del PSOE en Navarra aleja la abstención

Mientras tanto, el PP y Ciudadanos acaban de reafirmar su negativa a Pedro Sánchez una vez consumado el pacto del PSOE que entrega a Geroa Bai y EH Bildu el Parlamento de Navarra.

Tanto Pablo Casado como Albert Rivera han rechazado facilitar la investidura del presidente del Gobierno en funciones. Ambos han criticado lo que han llamado el “acuerdo de la infamia”, una “vergüenza”. Han afirmado que Sánchez ha traspasado una “línea roja” pactando “por primera vez” en 40 años “con Batasuna”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes