Dinero

Sorpresa: los bancos van a pagar el impuesto de las hipotecas antes de que les obligue el Gobierno

Las entidades han pactado comenzar a asumir la tasa que ahora abonan los clientes para lavar la mala imagen que ha quedado del sector tras la sentencia del Supremo

Sucursal bancaria.
photo_cameraSucursal bancaria.

Pedro Sánchez anunció que reformará la ley hipotecaria mediante un decreto para que los españoles no paguen nunca más el impuesto de las hipotecas, sino que sea la banca quien lo deba asumir. Pero el sector financiero diseña un movimiento insólito para apuntarse también el tanto y que el Gobierno no sea el único que se cuelgue la medalla.

Sánchez ha aclarado que la reforma no tendrá carácter retroactivo y que entrará en vigor después de que el real decreto ley sea convalidado en el Congreso de los Diputados, donde prevé contar con el apoyo de la mayoría de las fuerzas políticas.

La Asociación Española de la Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) han celebrado la sentencia del Supremo que señala a los clientes como sujetos pasivos del impuesto de Acto Jurídicos Documentados (AJD) como una decisión que “preserva la seguridad jurídica necesaria para el buen funcionamiento del mercado”.

A lo largo de las últimas semanas, los consejeros delegados de todas las entidades cotizadas y el Banco de España habían pedido a los magistrados del Supremo que, ante todo, preservaran la seguridad jurídica del mercado hipotecario.

Pagarán a Hacienda unos 650 millones al año

Pero en la banca también preocupa estos días la imagen que ha quedado del sector. Tras el fallo del Supremo, según las fuentes consultadas por Confidencial Digital, los bancos han valorado que su única batalla era limitar la retroactividad a los últimos cuatro años (con graves costes para las entidades pequeñas) y, sobre todo, evitar la de los 15 años.

En ese escenario adverso, habían calculado que tendrían que asumir una factura de unos 18.000 millones de euros, algo que podría “haberse llevado por delante la mitad del sector bancario en España”.

Las principales entidades financieras también daban por descontado que el Gobierno establecería por ley que fueran ellos quienes asumieran el pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) a partir de ahora.

Por lo tanto, contaban ya con que tendrían que comenzar a abonar a las Haciendas autonómicas unos 650 millones de euros cada año.

Se anticipan a asumir el impuesto para salvar la cara

Ante este escenario, las fuentes financieras a las que ha tenido acceso ECD explican que la banca va a mover ficha, en los próximos días, para limpiar la mala imagen que ha quedado del sector tras la sentencia del Supremo que ha vuelto a establecer que el impuesto de las hipotecas debe pagarlo el cliente.

Revelan que las entidades están a punto de alcanzar un acuerdo para comenzar a asumir la tasa antes de que se lo imponga el Gobierno a través de la nueva ley hipotecaria, que está previsto que entre en vigor antes de final de año. Es decir, en el sector bancario se entiende como una cuestión asumible porque el anticipo será solamente de unas semanas.

Pero ese gesto por sorpresa servirá a los bancos para venderlo como un gesto hacia los usuarios, que se realiza voluntariamente, para contribuir a apagar el fuego social alentado estos días por algunas asociaciones de consumidores y partidos, como la OCU o Podemos, de que “la banca siempre gana”.

Una política comercial que Bankinter ya comenzó a aplicar el pasado 19 de octubre, un día después de la sentencia del Supremo que dictó que el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) debía pagarlo el banco. Desde entonces, lleva asumiendo el abono del impuesto en todas las hipotecas que formaliza.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo