Dinero

Springfield, Cortefiel y Women’Secret ceden a las presiones y comienzan a etiquetar en catalán

Llevan un año resistiendo campañas de plataformas a favor del uso de la lengua cooficial, pero las firmas no van a incluir por ahora el idioma en la web

La polémica de Coca Cola, Nestlé, Inditex y Danone con el etiquetado en catalán se extiende a otras marcas con negocio en Cataluña. Ahora, le ha tocado al grupo propietario de Springfield, Cortefiel y Women’Secret, que ha comenzado a incluir la lengua cooficial en las etiquetas de la ropa que comercializa en la comunidad.

Tendam, antes conocido por Grupo Cortefiel y propietario también de Springfield, Women’Secret, Pedro del Hierro y Fifty, ya ha incluido el catalán en las etiquetas de todos sus productos textiles.

La asociación en defensa del catalán consideraba que la compañía estaba vulnerando la Ley del Código de Consumo de Cataluña, que obliga a etiquetar al menos en catalán cualquier producto que se pone a la venta al público en la comunidad autónoma.

La normativa nacional impone al menos el castellano, y una sentencia reciente del Tribunal Constitucional ha avalado -con algunas modificaciones- la Ley del Código de Consumo de Cataluña.

Desde el año 2010, la ley 22/2010 del Código de consumo de Cataluña obliga a que, en virtud del artículo 128.1, ciertos artículos, entre los que se encuentra también la ropa, dispongan de los datos obligatorios del etiquetado y los manuales de instrucciones en catalán.

Presiones desde hace un año

Hace más de un año que la Plataforma por la Lengua inició las gestiones con el grupo Tendam para incorporar el catalán en el etiquetado de los productos de las cinco marcas, tal como establece el Código de Consumo de Cataluña.

En la asociación reconocen que Tendam ha mostrado, desde el primer momento, una actitud proactiva para “dar un mejor servicio al consumidor y regularizar el etiquetado en catalán”. Ahora, la Plataforma per la Llengua ha reclamado también a la compañía que incluya la lengua cooficial en la web.

Mango y Desigual se han desmarcado

Por contra, según destacan en el sector textil, otras multinacionales han decidido no cambiar su política lingüística a pesar de las continuas presiones que están recibiendo de la Generalitat y de las asociaciones en defensa del catalán. Este es el caso de las marcas catalanas Mango y Desigual.

Hasta el momento, no incluyen el catalán en el etiquetado. Y por tanto, según denuncia la Plataforma per la Llengua “los productos vendidos en Cataluña se venden de manera irregular y fuera de lo que establece la ley”.

El vídeo del día

Errejón rechaza que la imagen de España dependa de un paseo con Biden
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable