Dinero

La verdadera subida de la luz será después de las elecciones: un 10% en junio

Al levantamiento de la suspensión del impuesto a la generación, se sumará antes del verano la falta de agua y viento que incrementará los costes de producción eléctrica

Recibo de la luz de una compañía española.
photo_cameraRecibo de la luz de una compañía española.

La luz subirá en abril. Ha sido uno de los titulares de esta semana, después de que el Gobierno haya decidido no prorrogar la suspensión del impuesto a la generación. Pero las eléctricas han avisado ya al Ministerio de Transición Ecológica que la verdadera subida del recibo se producirá después de las elecciones.

La suspensión del tributo fue aprobado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez en octubre, con una duración de seis meses. Provocó una rebaja de entre un 3 y un 4% en el recibo final de los consumidores, logrando paliar el impacto de la escalada del precio que se experimentaba entonces en España.

El precio aguantará durante abril y mayo

El Ministerio de Transición Ecológica da por hecho que esa reducción se revertirá ahora totalmente. Sin embargo, el impacto se verá limitado, por ahora, a un aumento de un 3% o 4% en la factura. Como máximo.

Se tiene en cuenta que apenas el 35% del precio final del recibo de la luz antes del IVA es el que se obtiene de la propia actividad de generación de electricidad. El resto son los costes de distribución y transporte, más los impuestos.

Por lo tanto, en los próximos dos recibos (el de abril y el de mayo), el Ejecutivo cuenta con que los mercados de futuros van a reflejar un menor encarecimiento. Supondrá un incremento de entre 50 céntimos y un euro al mes, según los cálculos de la ministra Teresa Ribera, que ha tratado de minimizar en los últimos días el impacto de la recuperación de la tasa.

Los expertos consultados por ECD atribuyen este menor coste de la electricidad a corto plazo a la coyuntura climática, a que parte del mercado lo anticipaba y a que se mantienen otras medidas de contención del precio, como la exención del céntimo verde de la generación con gas.

Hay que tener en cuenta que, pese a que el impuesto de la electricidad se aplica a las compañías eléctricas, este gravamen acaba repercutiendo directamente en la factura de los usuarios.

La “gran subida” llegará tras las elecciones

En cambio, fuentes autorizadas del sector eléctrico advierten a Confidencial Digital de que lo peor está por llegar: la “gran subida” de la luz será a principios del verano.

Anticipan que el mayor impacto de la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez, de volver a cobrar a las eléctricas el impuesto a la generación, llegará tras las elecciones del 26 de mayo. El golpe al bolsillo de los consumidores se producirá después de que los españoles hayan pasado por las urnas.

Los datos adelantados que manejan las principales compañías eléctricas del país, a los que ha tenido acceso ECD, apuntan a que el recibo de junio experimentará una subida cercana al 10%. Unas previsiones que también conocen en el Ministerio de Transición Ecológica y éste no niega.

El precio se encarece por el carbón y el gas

Las fuentes consultadas explican los motivos principales que van a provocar este incremento del precio de la luz en el arranque del verano, justo en el momento en el que se registran los mayores consumos de todo el año.

Argumentan que el elemento que más influye en el precio mayorista de electricidad en España tiene que ver con la parte de demanda que cubren las centrales térmicas convencionales (carbón y gas natural).

El recibo es más caro cuanto más carbón y gas se utilice para producir energía eléctrica. En este caso, las eléctricas tienen mayor margen de maniobra para establecer los precios, al poder repercutir también al usuario los impuestos medioambientales que el Gobierno aplica al uso de estas fuentes de energía.

Menos lluvias y alta demanda por el calor

Así, fuentes del sector energético advierten a ECD de que la producción hidroeléctrica se verá reducida sustancialmente, a partir de mediados de mayo, por la ausencia este año de agua y viento.

Los cálculos que manejan las eléctricas anticipan que esta fuente de energía apenas podrá aportar en ese momento un 30% del total. Encontrarán entonces dificultades para soltar agua embalsada porque la escasez de lluvias no aconseja recurrir con excesivo ímpetu a este recurso, nada más comenzar el periodo estival.

Las restricciones de agua que pudieran sobrevenir en los meses de verano, por la ausencia de precipitaciones importantes, aconsejan prudencia.

Además, añaden, la falta de viento constante y el incremento de la demanda por la subida de las temperaturas que se registrará en esas fechas constituirá la ‘tormenta perfecta’. Esto es lo que provocará, a juicio de las compañías, que el precio de la luz se dispare en junio casi un 10% en el mercado diario.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?