Dinero

La tarjeta “Multitransporte” de Cifuentes siembra el caos en Barajas por la huelga de taxistas

Largas colas frente a las máquinas expendedoras porque el dispositivo es obligatorio para utilizar el Metro y el autobús en Madrid. Duras críticas entre los turistas

Cristina Cifuentes, en el Metro de Madrid.
photo_cameraCristina Cifuentes, en el Metro de Madrid.

El aeropuerto de Barajas lleva varios días sin taxis debido a la huelga convocada en el sector, en protesta por la actividad de Uber y Cabify. Los turistas que han aterrizado en las terminales han recibido la noticia con desconcierto y se han visto obligados a buscar medios de transporte alternativos. Pero la ‘Tarjeta Multi’ para poder utilizar el transporte público de Madrid ha contribuido al caos de los visitantes.

Los taxistas de Madrid anunciaron el sábado una huelga “espontánea” e indefinida en solidaridad con sus compañeros de Barcelona, en la que el colectivo reivindica la limitación de las licencias de VTC (alquiler de vehículos con conductor), que usan las compañías Uber y Cabify.

En la terminal de salidas de la T4 del aeropuerto de Barajas apenas pueden observarse estos días taxis aparcados. Sólo los servicios mínimos que atienden a personas mayores, parejas con bebés o personas con movilidad reducida, además de alguna urgencia.

El resto de usuarios son informados por los integrantes de un piquete de taxistas de que no existe servicio de taxi en Madrid y que tienen como medios alternativos el autobús, el Metro o el Cercanías.

Desconcierto y caos por la ‘Tarjeta Multi’

Durante todo el fin de semana, los empleados de información del servicio turístico de Madrid, del Metro y de Cercanías han estado informando a los viajeros de la forma más rápida para llegar a los diversos puntos de la ciudad.

Sin embargo, según ha podido comprobar Confidencial Digital, los viajeros que llegan a la estación de Metro situada en la T-2 del aeropuerto Adolfo Suarez Madrid-Barajas, que da servicio a las tres primeras terminales, se han encontrado este fin de semana con largas colas a la hora de comprar un billete para el suburbano.

Se han formado grandes aglomeraciones en las máquinas expendedoras de las tarjetas multitransporte de la Comunidad de Madrid por la dificultad que sufrieron los turistas a la hora de comprar los billetes correctos.

Si hasta el año pasado se podía adquirir un billete sencillo para ir al centro de la ciudad, ahora es necesario hacerse primero con la ‘Tarjeta Multi’ y luego cargarla con uno o más viajes. Este paso adicional ha ralentizado el proceso, en plena huelga de taxistas en la capital, ante lo que Metro de Madrid se ha visto obligado a volver a vender tarjetas precargadas.

Algunas fueron gestionadas directamente por los supervisores del suburbano, sin pasar por las expendedoras. Además, una máquina de carga rápida, en la que solamente se puede cargar un billete sencillo con suplemento al aeropuerto (cinco euros), o de diez con suplemento al aeropuerto, intentó evitar las aglomeraciones en el aeropuerto.

Así, la adquisición de la ‘Tarjeta Multi’ ha supuesto otro problema añadido para los turistas ante la ausencia de taxis en la terminal de llegadas. La mayoría de los visitantes desconocía que para utilizar los transportes públicos de Madrid es necesario adquirir previamente este dispositivo, en el que posteriormente se cargan los billetes.

Protestas de los turistas que llegan a Madrid

Las personas que llegan de viaje, muchas de ellas extranjeras, tardan más tiempo en sacar sus títulos de viaje, dado que antes se sacaba directamente el billete, mientras que ahora hay que sacar primero la ‘Tarjeta Multi’ y luego recargarla.

La ‘Tarjeta Multi’ es la nueva herramienta que sirve para viajar en el transporte público de la Comunidad de Madrid, y que sustituyó en enero, todavía bajo el Gobierno de Cristina Cifuentes, a los tradicionales billetes rosas de metrobús del Metro.

Tiene un coste de 2,5 euros y es imprescindible adquirirla, porque desde el 31 de octubre pasado es necesaria para poder comprar tanto un billete sencillo como uno de diez viajes.

Por ello, una de las principales protestas de los turistas es que la tarjeta de transportes de la Comunidad de Madrid no pueda ser devuelta a cambio de su importe (2,5 euros), al igual que ocurre en ciudades como Londres.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes