Dinero

Los técnicos de Hacienda dan por hecho que el Gobierno aceptará tres impuestos exigidos por Podemos

El ejecutivo se inclina por aplicar las tasas destinadas a las grandes fortunas, al diésel, y a sociedades

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.
photo_cameraPedro Sánchez y Pablo Iglesias.

El Congreso tumbó el techo de gasto de Pedro Sánchez el pasado mes de julio. Tras ello, el Gobierno inició contactos con su principal socio parlamentario para salvar el escollo del gasto antes de presentar los Presupuestos del año que viene. Ahora, técnicos de Hacienda apuntan a que el Ejecutivo estaría planteándose aceptar tres de los impuestos presentados por Podemos.

La semana pasada, el grupo confederal Unidos Podemos remitió una serie de propuestas relativas a elevar el techo de gasto. Las negociaciones entre la formación morada y el Gobierno se desarrollan, y como ha podio saber ECD, ahora parece que los socialistas 'compran' tres de los puntos del programa morado.

Esos puntos son los que hacen referencia al impuesto “de solidaridad” de las grandes fortunas, la “fiscalidad verde” relativa al aumento de los carburantes, especialmente el diésel, y la elevación de un 15% del tipo mínimo en el impuesto de sociedades.

Las propuestas

Una de las principales propuestas es la referida al conocido como impuesto a las grandes fortunas. Los técnicos de Hacienda consultados opinan que para penalizar a las grandes fortunas resultaría mejor gravar los patrimonios de los mismos con más intensidad, tal y como avala el FMI.

Para ello proponen establecer un importe mínimo y máximo dentro de las autonomías para evitar las desigualdades territoriales, como por ejemplo en la Comunidad de Madrid, donde ese tributo se bonifica al 100%.

Por otro lado, el tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades ya fue anunciado por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Podemos recuperó esta propuesta, y ahora se ha determinado que solo afectará, en principio, a los grandes grupos empresariales, quedando exentas las pymes.

La tercera de las iniciativas está enmarcada en lo que se conocen como 'nuevos impuestos'. La iniciativa ya fue anunciada por Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica, y consistiría en aplicar una 'tasa verde' a los vehículos con carburantes que más contaminan.

Esta medida no tendría una intención recaudatoria. Más bien iría encaminada a reducir los hábitos de consumo, según señalan los expertos de Hacienda de Gestha. La consecuencia última es que los que más contaminan terminarán pagando más para incentivar los cambios de modelos de vehículos, aunque la medida se hará “de forma muy contenida” para no gravar excesivamente al consumidor.

Por su parte, las fuentes consultadas no ven con buenos ojos la iniciativa que trata sobre la supresión de las deducciones fiscales en los planes de pensiones privados. La razón es que opinan que la propuesta tendría en contra a toda la patronal del sector.

En su lugar abogan por hacer una deducción en cuota de esas aportaciones que sea “proporcional a la cantidad” realizada y “no a los ingresos declarados”.

Otras posibilidades menos probables

Entre las propuestas más polémicas de Podemos hay una que ya fue anunciada por el Gobierno. Se trata del famoso impuesto a la banca, del que se resaltan que la “alta improbabilidad” de que salga adelante.

Las fuentes consultadas por este medio afirman que el impuesto a la banca es posible en “nivel teórico pero no práctico”. La afirmación responde a la dificultad que plantea su aprobación en el Congreso y en el Senado, donde la mayoría del PP torpedearía su puesta en marcha.

Y es que en el Congreso, la puesta en marcha de la propuesta cuenta ya con la oposición de los grupos Popular y de Ciudadanos sumada a la de otros socios de Sánchez, como el PNV, Coalición Canaria o el PdeCAT.

Otra de las apuestas de Podemos es el incremento marginal del IRPF, que afectaría, al menos sobre el papel, a los tramos más altos de la renta. Las fuentes consultadas remarcan también lo “complicado” de su puesta en marcha.

En primer lugar, se destaca que se trata de una “medida impopular”, ya que al no especificar el tramo de aplicación, podría afectar a todos los contribuyentes. Desde Gestha apuntan a que una opción podría ser establecer el límite de este incremento a las rentas altas a partir de los 60.000 euros, tal y como ha ratificado el FMI.

Otras iniciativas no contempladas

Por su parte, las fuentes consultadas del sindicato Gestha han echado en falta ciertas medidas tendentes a controlar el gasto público y a evitar el fraude fiscal o la economía sumergida, que calculan que es de unos 70.000 millones de euros.

Los entrevistados resaltan que los órganos de control del fraude fiscal “han fallado” durante las últimas legislaturas, y que el control formal se ha demostrado “ineficaz”. Calculan que a medio plazo, y con unas buenas políticas de control, se podría rebajar la economía sumergida a la mitad.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?