Dinero

El teletrabajo hunde las ventas de las cafeterías del Ministerio de Hacienda pero la inflación compensa la caída de ingresos

Se prevé que la demanda en 2023 se quede en el 60% de la del año 2019. Los precios máximos de venta al público de los productos se van a incrementar un 55%

María Jesús Montero, en la sede del Ministerio de Hacienda (Foto: Jesús Hellín / Europa Press).
photo_camera María Jesús Montero, en la sede del Ministerio de Hacienda (Foto: Jesús Hellín / Europa Press).

El Ministerio de Hacienda y Función Pública busca una empresa que se encargue de gestionar la cafetería-restaurante de su sede central, en la calle de Alcalá, de Madrid, y las de otros edificios del departamento.

Confidencial Digital ha consultación los pliegos de la licitación pública, cuyo objeto es amplio: abarca “el servicio de cafetería restaurante, así como el de máquinas de vending y el servicio de atención del office de la zona de la ministra en su sede de la Calle Alcalá 5-11, así como del office de la Secretaría de Estado de Función Pública en su sede de Santa Engracia, 7”.

También incluye “la atención puntual cuando se requiera de reuniones oficiales en diversas dependencias del mismo edificio”.

El valor estimado del contrato (IVA incluido) por cuatro años es de 454.545,40 euros (más el IVA).

El ministerio indica que “actualmente, los servicios a prestar en la sede de Santa Engracia, 7 se encuentran adjudicados a Osventos, mientras que los de Alcalá 5-11 se encuentran adjudicados a la empresa Tecnología Alimentaria Catering 45 SL, y su finalización está prevista para el 31 de enero de 2023. No siendo posible prorrogar el citado contrato, en atención a la continuidad en la prestación del servicio se hace necesario proceder a la tramitación de un nuevo expediente de contratación”.

El contrato con Tecnología Alimentaria Catering 45 SL se formalizó en principio por 140.000 euros para el período comprendido entre el 1 de febrero de 2019 y el 31 de enero de 2021. Pero se ha ido prorrogando por seis meses, sucesivamente: “El 16.06.2022 se acordó prorrogar el servicio por 6 meses más, desde el 01.08.2022 hasta el 31.01.2023 por un importe de 35.000 € (IVA incluido). Al ser ésta la última prórroga posible conforme a la ley, se hace necesario tramitar un nuevo contrato”.

El contrato de Osventos se terminó en octubre, y se tramitó un contrato menor “a modo de puente” hasta que se adjudique la nueva licitación que abarca a todas estas sedes de Hacienda.

Caída de ingresos

El ministerio indica en los documentos de la licitación que “según los datos facilitados por los actuales adjudicatarios de los servicios, durante el año 2021 la cafetería-restaurante en la sede de Alcalá han generado unos ingresos totales de 68.539,85 euros. Excluyendo el 10% de IVA, los ingresos netos obtenidos en 2021 ascienden a un total de 62.308,95 euros”.

Hacienda reconoce que “dichos ingresos son sensiblemente inferiores a los obtenidos en años anteriores por las restricciones derivadas de la situación sanitaria en los últimos dos años y el propio cierre del servicio de comedor durante más de un año”.

Aporta datos comparativos de esta situación. “En el ejercicio 2019, antes del inicio de las restricciones”, señala, “los ingresos netos por ventas en este servicio ascendían a 177.997,35 €. Teniendo en cuenta que el adjudicatario comenzó el servicio el 1 de febrero de dicho año, podemos estimar los ingresos totales netos de 2019 (incluyendo el mes de enero) obteniendo la media mensual y multiplicándola por 12 meses, lo que arroja un total de 194.178,93 €”.

Esto supone que (prorrateado), en 2019 la cafetería-restaurante de la sede central del Ministerio de Hacienda habría tenido unos ingresos totales de 194.178,93 euros, mientras que en 2021, esa misma cafetería-restaurante sólo ingresó 62.308,95 euros”.

 

El motivo de esa caída, como ya se ha indicado, ha sido la pandemia, o más exactamente, el teletrabajo: los funcionarios de Hacienda, como los de otros ministerios y administraciones públicas, comenzaron a teletrabajar en 2020, y aún en 2021 se mantenía en gran medida un sistema híbrido, entre la presencialidad y el teletrabajo.

Eso se notó sensiblemente en el descenso de actividad en la cafetería-restaurante de la sede central, tal y como revela el siguiente cuadro:

Subida de precios de hasta el 55%

Las expectativas no apuntan a que se vaya a recuperar la situación anterior a la crisis sanitaria del coronavirus.

El ministerio que dirige María Jesús Montero ha estimado que “durante el plazo de ejecución del nuevo contrato, es decir, a partir de 2023”, la demanda en esa cafetería-restaurante “se situará en un nivel aproximado del 60% respecto a la de 2019, dado que el Plan de trabajo a distancia en el Ministerio de Hacienda y Función Pública, adoptado por Resolución de la Subsecretaria del mismo de 14 de septiembre de 2022, en aplicación del Plan de Medidas de Ahorro y Eficiencia Energética de la Administración General del Estado, prevé que el personal del departamento preste servicios presenciales durante tres días a la semana”.

Sin embargo, ese menor nivel de actividad se va a compensar en parte por la inflación. “Para estimar los ingresos derivados de dicho nivel de demanda es preciso tener en cuenta los nuevos precios máximos de venta al público recogidos en el Anexo IV del Pliego de condiciones administrativas particulares, que presentan un incremento de hasta el 55% con respecto a los precios en vigor entre 2018 y 2021”, apunta el ministerio.

Cabe apuntar que ya en una prórroga de seis meses que se aprobó hace justo un año, en enero de 2022, Hacienda acordó con la anterior empresa una modificación del contrato que contempló un incremento del 30% de los precios de venta al público.

Ahora, los ingresos anuales que el ministerio estima durante el período de servicio en la cafetería-restaurante y en el office de la ministra son de 180.586,40 euros netos.

Los costes de personal, de materias primas, indirectos y el beneficio industrial sumarían una cifra superior, dejando los resultados en -97.000 euros.

Para las máquinas de vending, también se prevé que los ingresos se queden todavía en el 60% del total de 2019.

En total, las previsiones son que los gastos superen a los ingresos en 92.738,81 euros. Para redondear, Hacienda hará una aportación anual de 100.000 euros.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?