Dinero

La ‘trampa’ del PSOE y Podemos a Bildu: la reforma laboral no se puede derogar en un mes

La prórroga de los ERTE finaliza el 30 de junio y la contrarreforma conlleva redactar nuevos artículos, modificar otros y elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores

Adriana Lastra (PSOE) Congreso de los Diputados 20 de mayo de 2020
photo_cameraAdriana Lastra (PSOE) Congreso de los Diputados 20 de mayo de 2020

Las negociaciones para salvar la quinta prórroga del estado de alarma escondían una sorpresa. La abstención de EH Bildu en el Congreso se produjo tras la firma de un acuerdo político con el PSOE y Podemos para derogar “de manera íntegra” la reforma laboral del PP en los próximos meses. El Gobierno tiene complicado cumplir los plazos.

El vídeo del día

Casado ante la prórroga: "Menos Aló presidente y más" acudir al Congreso.

El pacto especifica que esa derogación debe producirse antes de la finalización de todas las medidas extraordinarias aprobadas por el Gobierno en materia económica y laboral como consecuencia de la crisis sanitaria y social que ha provocado el coronavirus.

En riesgo los ERTE más allá de junio

Por el momento, sindicatos, patronales empresariales y el Gobierno han pactado dar continuidad a los ERTE hasta el 30 de junio.

Una fecha en la que el Ejecutivo pretende en principio haber levantado el estado de alarma, con el objetivo de ir recuperando trabajadores poco a poco y con el compromiso de revisar si los sectores más afectados -turismo, hostelería o restauración son algunos de ellos-, necesitan de apoyos añadidos a lo largo de los próximos meses.

No se descarta incluso que existan algunas industrias que necesiten apoyo más allá de 2020, por lo que estos planes de sustento ya entrarían en la fase de reconstrucción.

Pero el inesperado pacto del Gobierno con Bildu dinamita todos los puentes con la patronal, lo que pone en riesgo que ese acuerdo firmado el pasado 11 de mayo en La Moncloa por los agentes sociales se extienda en este momento más allá del 30 de junio.

Un mes después de finalizar los ERTE

Así las cosas, fuentes conocedoras del acuerdo político alcanzado este miércoles en el Congreso aseguran a Confidencial Digital que PSOE y Podemos han aceptado la exigencia de Bildu de derogar la reforma laboral de 2012, como muy tarde, un mes después de dar por finalizados los ERTE.

“No pueden acabarse las medidas económicas extraordinarias y que los trabajadores se queden bajo la normativa del PP en un momento que será muy duro para muchos de ellos”, defiende la formación abertzale.

Una larga fase legislativa por delante

No obstante, la fase legislativa, según reconocen a ECD fuentes del Gobierno, consistirá en el redactado de nuevos artículos, modificación de otros y elaboración de un nuevo Estatuto de los Trabajadores. Un proceso que, vaticinan, se extenderá durante varios meses de duras negociaciones con la CEOE y los sindicatos.

Admiten, además, que “nunca se puede derogar una reforma laboral en su totalidad”, dado que todas tienen “elementos añadidos”.

No se puede acabar con la ley de golpe

De hecho, la propia ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, destacó durante una intervención en el Congreso de los Diputados, antes de la crisis del coronavirus, que sería una “frivolidad” acabar con la ley “de golpe”.

“Técnicamente yo mentiría si dijese que puedo eliminar una norma diciendo ‘derogo hasta el infinito’, porque se trata de derogar y legislar”, dijo en aquel momento. El Gobierno se estaba planteando entonces hacerlo en “dos fases”, si bien hace apenas tres semanas los plazos ya habían cambiado a “en cuanto lo permita la pandemia”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?