Dinero

Los transportistas calculan que los trayectos se encarecerán hasta un 18% con los peajes en autovías

El incremento de cuotas que manejan en el sector hará que el coste de un viaje desde Madrid a la frontera francesa de La Junquera aumente en 160 euros

El anuncio del Gobierno de su intención de imponer un peaje en toda la red de autovías de España para 2024 amenaza al sector del transporte por carretera. El coste no sólo traerá menores márgenes para los camioneros; también restará competitividad a los productos españoles en el extranjero

“Supondría un palo. Significaría un incremento de los costes de explotación importante para las empresas”, denuncia José María Quijano, secretario general de Confederación Española de Transporte de Mercancías (CETM).

En CETM temen que la medida se sustancie en un peaje de 19 céntimos por kilómetro recorrido, lo que se traduciría en un aumento de los costes de desplazamiento de un 18%. Un trayecto entre Madrid y La Junquera de (850km) tendría aparejado un coste de 160 euros; y viajar desde la capital al Puerto de Valencia (360km) acarrearía un desembolso de 70 euros.

Sin contacto con el gobierno

Con todo, a día de hoy el sector no ha recibido una propuesta directa y concreta sobre cómo sería la medida. “Si en algún momento se tenía que hablar de esto, primero se abriría una comisión en el Parlamento, y se contaría previamente con el sector para llegar a un consenso”, subraya Quijano, y añade que “en ningún momento el transporte ha sido consultado sobre el tema, ni con el ministro anterior ni con la actual”.

El anterior ministro de Fomento, José Luis Ábalos, en julio de 2020, “se comprometió con el sector a que no se llevaría adelante ningún tipo de medidas respecto a los peajes sin hablar previamente (con ellos)”, explican desde CETM.

Actualmente, aún sin haberse concretado las medidas, desde la patronal denuncian que no hay ningún tipo de diálogo con el Ejecutivo. “Hemos pedido una reunión con la ministra desde el minuto uno que tomó posesión para trasladar la problemática del sector”, revela Quijano, quien denuncia que no se han sentado con ellos a escuchar antes de hacer el anuncio, del que se ha enterado por la prensa.

Menor competitividad

Con la subida no sólo se vería afectado el transporte. CETM se lamenta de que de impulsarse un peaje en autovías, “el sector tendrá que intentar repercutir los costes que le afectan”, lo que supondría “un deterioro para la competitividad de los productos españoles en los mercados europeos”.

Los transportistas explican que al ser España un país periférico en Europa, y no estar aún completado el Corredor Mediterráneo, el movimiento de mercancías por carretera es imprescindible para la exportación.

Los peajes no son la única amenaza a la competitividad del sector. Quijano denuncia que el Gobierno ha lanzado otros “globos sonda”, como su intención de subir el impuesto de hidrocarburos y el igualar el coste de las tasas que se aplican al diésel y a la gasolina.

 

De implantarse esta última disposición Quijano prevé que los costes de los trayectos se encarecerán otro 18%, porque la mayoría de vehículos de transporte usan diésel. El tramo estatal de ambas tasas (gasolina y diésel) se calcula para cada 1.000 litros; y supone 400,69 euros para las gasolinas sin plomo y 307 euros para el gasóleo.

Repercutir estos nuevos costes en el cliente será complicado, ya que, como revela el experto, “la fortaleza de las empresas y del sector no es grande", ya que lo forman multitud de pymes. Y cualquier vaivén en los costes supone un deterioro constante. Muchas compañías de logística por carretera “tendrán que acabar cerrando”, si no son capaces de repercutir de manera inmediata los incrementos.

El sector reseña que la idea tiene una “clara intención recaudatoria”, y se queja de que los conductores ya pagan lo suficiente por el mantenimiento de las vías.  La Asociación Española de la Carretera (AEC) cifra el déficit de mantenimiento en unos 7.500 millones de euros y la recaudación de los impuestos ligados al motor supera esta cifra con creces.

“Sólo con el impuesto de hidrocarburos pagamos por el combustible utilizado una suma en torno a 11.000 millones; y si añadimos lo correspondiente al IVA, la cifra rozaría 19.000 millones de euros al año”, subraya Quijano, recordando que de aprobarse la medida “no sólo será un palo para el sector, si no para la economía española en general”.

Carolina Darias pone énfasis en la necesidad de las vacunas solidarias

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable