Dinero

Verano caliente con huelgas del taxi en Madrid tras la caída de Carmena

Los taxistas cuentan con que PP y Ciudadanos van a tumbar la actual ordenanza municipal que iba a poner coto a Uber y Cabify

Taxistas en huelga en el Paseo de la Castellana (Madrid).
photo_cameraTaxistas en huelga en el Paseo de la Castellana (Madrid).

Uno de los problemas que deberán afrontar los nuevos gobiernos autonómicos y municipales surgidos de las elecciones locales del domingo será el conflicto abierto entre el sector de las VTC, con plataformas como Uber y Cabify a la cabeza, y el sector del taxi.

Todas las asociaciones del taxi habían dado orden de paralizar cualquier movilización hasta después de las elecciones municipales. Ahora, el sector se mantiene a la expectativa tras los resultados del pasado domingo.

Pero la guerra no ha terminado. A diferencia de Cataluña, donde la Generalitat reguló la actividad de las VTC e impuso la polémica contratación de 15 minutos, el sector del taxi en Madrid, pese a las huelgas, no llegó a acuerdos con el Ayuntamiento ni con la Comunidad.

Además, el PP, con Ángel Garrido al frente de la presidencia madrileña, no quiso regular a las VTC y por contra aprobó un reglamento del taxi que algunas asociaciones han recurrido.

Sólo podrán circular 16 horas al día

Por el momento, el Consistorio dirigido por Manuela Carmena ha dejado aprobado su proyecto de ordenanza para regular los servicios de arrendamiento de vehículos con conductor (VTC). El objetivo de nuevo reglamento es ‘taxificar’ las VTC y limitar ciertas condiciones de sus horarios.

El principal coto a Uber y Cabify será que una licencia sólo podrá circular, como máximo, 16 horas al día, con la obligación de librar dos días a la semana. Hasta ahora tenían plena libertad para hacerlo las 24 horas en diversos turnos. La única excepción serán los vehículos adaptados para personas con movilidad reducida y fechas especiales.

Además, el texto propone que los vehículos no puedan parar ni estacionar a menos de 100 metros de aeropuertos, estaciones de ferrocarril, autobuses, o intercambiadores de transportes. Esta medida pretende solucionar el problema del que siempre se quejan los taxistas: la captación de clientes en zonas de alta demanda.

Por si esto fuera poco, Carmena se comprometió con los taxistas, días antes del comienzo de la campaña electoral, a poner “inmediatamente” en marcha un plan de vigilancia policial para evitar que Uber y Cabify capten clientes por las calles y en las zonas de gran afluencia de ciudadanos, algo que este sector tiene prohibido por ley.

Abierto el periodo de alegaciones

Pese a ello, fuentes municipales advierten a ECD de que, tras la publicación hace unos días de la ordenanza en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, se mantiene abierto el periodo de alegaciones. Por lo tanto, el borrador de la regulación para las VTC ha sido desarrollado, pero no aprobado.

“La ordenanza regulará los horarios y calendarios de modo similar que en el sector del taxi, se limita la circulación en vacío en función de la categoría ambiental del vehículo y fija normas de aparcamiento para los nodos de transporte”, recogía el borrador presentado hace unas semanas por el Ayuntamiento de Madrid.

PP y Ciudadanos van a tumbar la ordenanza

Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las conversaciones entre los grupos municipales de PP y C's, José Luis Martínez-Almeida, en caso de hacerse con la alcaldía, prevé aprobar un reglamento que permita “dar la libertad de elección al cliente”.

Esto significa que la regulación propuesta por Carmena será reformada por el nuevo equipo municipal para “poner al ciudadano y su libertad de elección como eje”. Pese a que reconocen que también se incrementarán las oportunidades del taxi para adaptarse a las nuevas formas de movilidad, nunca puede ser a costa de asfixiar a los VTC.

Promoverán un reglamento que garantice la competencia leal y la seguridad jurídica en el sector de la movilidad urbana, apostando por la cooperación entre actores y no por las viejas recetas que nunca han entendido de innovación o progreso y que limitan las opciones a los ciudadanos, en una crítica velada al sector del taxi.

Se avecina un verano de huelgas en Madrid

De esta manera, los taxistas volverán a partir de cero en sus negociaciones y propuestas, con la posibilidad de no llegar a ningún acuerdo con el nuevo ayuntamiento.

Un escenario que abre la puerta a unas nuevas huelgas del sector en Madrid a lo largo de este verano, como las convocadas el año pasado, con acampadas en el Paseo de la Castellana y fuertas protestas en Barajas en pleno mes de agosto. “Las espadas vuelven a estar en alto. Y el verano se antoja caliente”, comienzan a avisar desde alguna asociación del taxi.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes