Dinero

El veto marroquí a que España participe en la ‘Operación Paso del Estrecho’ deja 4.000 empleos directos en el aire

La Península pierde más de 4 millones de viajeros que atravesaban su territorio para veranear en países del Magreb

Operación Paso del Estrecho.
photo_camera Imagen de archivo de la Operación Paso del Estrecho.

La decisión del gobierno marroquí de excluir a España de la 'Operación Paso del Estrecho' ha supuesto un varapalo, sobre todo para las zonas portuarias del sur peninsular. Perder los más de 4 millones de millones de viajeros (residentes marroquíes en Europa) que cruzaban todos los años el Estrecho de Gibraltar para veranear en su país, supondrá un perjuicio económico especialmente para la región del Campo de Gibraltar, cuyos puertos (Tarifa y Algeciras), embarcaron juntos a más de tres millones de pasajeros en la campaña de 2019.

La decisión de Marruecos de sólo permitir a sus nacionales regresar por verano desde los puertos franceses de Marsella y Sète y el italiano de Génova es una reedición de lo que ordenó el año pasado. Debido a la pandemia no se podía embarcar en otros enclaves con dirección a Marruecos.

Este éxodo, que empezaba a 15 de junio y terminaba a 15 de septiembre, se traducía en un flujo de dinero y empleos estacionales para comarcas andaluzas como la del Campo de Gibraltar (Cádiz), donde hay puertos de gran tamaño y muy cercanos a Marruecos. Esta es una región que tiene una de las tasas de paro más elevadas de toda España, un 35% de media frente al 15,4% de la media nacional.

4.000 empleos menos

Miguel Alberto Díaz, responsable de la Federación de Servicios de Comisiones Obreras en el Campo de Gibraltar, cifra la pérdida de empleos directos en la comarca por la decisión marroquí en unos 4.000, los cuales se encuadraban principalmente en las navieras (venta de tickets, tripulación y personal de tierra). Indirectamente afectará a muchos más empleos, los cuales, según el sindicalista, son difíciles de cuantificar, ya que muchas gasolineras y hoteles desde La Junquera (Gerona) a Algeciras, hacían su particular agosto dando servicio al éxodo de vehículos que cruzaban los Pirineos.

Desde el sindicato denuncian que Marruecos está atacando las zonas más vulnerables de España como el Campo de Gibraltar o Ceuta: ambas zonas están sufriendo graves consecuencias económicas por las decisiones del gobierno alauí. Primero se cerró el tránsito comercial a la ciudades autónomas españolas del norte de África alegando la pandemia del Covid y ahora le toca el turno a Cádiz.

Díaz no cree que el virus sea el motivo y señala la crisis diplomática como causa del problema, ya que "si fuera por el virus, no se obligaría a los pasajeros a hacer un viaje más largo desde Francia e Italia, con el riesgo de contagio que existe", ya que "el pasaje desde Génova, Marsella o Sète es mucho más que desde Cádiz", explicando ello por qué muchos residentes en el norte de Europa decidían bajar hasta España para embarcar. Díaz concluye que Marruecos está volviendo a usar a sus nacionales como arma, "la decisión va a hacer que los que tengan menos recursos no puedan volver".

Puertos y navieras en la cuerda floja

Desde el Puerto de Algeciras, que embarcó al mayor número de viajeros en la Operación Paso del Estrecho de 2019, 2,8 millones, cifran el daño económico que les ha causado Marruecos en 11 millones de euros. Al menos, este puerto uno de los principales nudos de comercio internacional, sigue operando mercancías, mientras que otros, como el de Tarifa, que centran su negocio en el transporte de pasajeros y tenían mayor dependencia de la Operación Paso de Estrecho (suponiendo cerca del 75% de sus viajes), están en una posición muy desfavorecida y van a cumplir dos años con una actividad letárgica, según Díaz.

Si la situación de los puertos es comprometida, la de las navieras es crítica. La Operación Paso de Estrecho era un filón para firmas como Balearia o Transmediterránea y en esta edición, al igual que en 2019, las navieras españolas no van a acoger el flujo de marroquíes ya que los viajes los operarán empresas con bases en los puertos escogidos de Francia e Italia, según señalan desde Comisiones Obreras.

Mano dura

Para evitar que el daño sea fuerte el sindicato pide que los ERTE en los sectores dañados se amplíen para poder cubrir otra temporada sin actividad en puertos. También se reclama mano dura: “En caso de persistir esta injusta decisión, exigimos a la Unión Europea que revise el régimen de importantes ayudas que remite a la administración marroquí para que disuada esta política de permanente provocación", sentencia Díaz, a la vez que se lamenta de la insolidaridad de Marruecos, un país al que siempre se la ayudado, basta ver "cómo se ha desarrollado el norte del país con los fondos que Europa le ha dado".

El vídeo del día

Reabre el ocio nocturno en Madrid hasta las 3 horas
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes