El Chau-Chau

A la izquierda extrema no le gusta la Ley de Memoria Democrática

Carmen Calvo en el Congreso de los Diputados.
photo_cameraCarmen Calvo en el Congreso de los Diputados.

La Ley de Memoria Democrática que ha puesto en marcha el Gobierno no tiene el respaldo de la izquierda extrema. Al menos no de los anarquistas. Su sindicato, la CGT, ha criticado que el anteproyecto ha sido aprobado sin contar con ellos y con colectivos y organizaciones memorialistas, que llevan años luchando por recuperar la memoria. La CGT no fue invitada a la reunión digital que se debía celebrar debatir el anteproyecto. Se demuestra una vez más -dice- que la verdadera intención del PSOE es “pasar página de cualquier modo como evidencia el hecho de que no se modifique la ley de Amnistía ni el Código Penal que permitirían juzgar a los responsables incontables crímenes cometidos durante la dictadura, la transición y los primeros años de “democracia” en el Estado español”. Considera que el anteproyecto vuelve a ser una afrenta a las víctimas, porque no se les escucha y se les ignora.

El vídeo del día

Garriga (Vox) justifica la moción como “un deber nacional”.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes