El Chau-Chau

Ana Pastor, la cirujana

Ana Pastor.
photo_camera Ana Pastor.

Ana Pastor se propuso, nada más tomar posesión como presidenta del Congreso, cumplir y hacer cumplir a rajatabla el reglamento del Congreso, para evitar, entre otras cosas, que las peticiones constantes de intervención prolonguen en exceso los plenos. Ese mandato que ella misma se impuso lo ha cumplido a rajatabla durante los plenos de investidura. El jueves, su objetivo era que se votara antes de las ocho, para que Rajoy no fuese investido “muy de noche” y se pudieran activar todos los mecanismos para que pudiera jurar el cargo el domingo a una hora razonable. Para ello tuvo que ser precisa y estricta con el horario. Tanto que, en los recesos, ni siquiera “redondeaba” con la hora: “El jueves acabamos a las 14.37... y fijó la hora para reanudar la sesión a las 15.37”. Algunos en el PP lo han valorado. No falta quien recuerda que Pastor es médico de profesión, y comentan: “Tiene precisión de cirujano, y eso se nota cuando preside el Congreso”.


 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?