El Chau-Chau

El enfado del embajador que se quedó sin entrada para la final de la Champions

La final de la Champions League suele provocar algún que otro dolor de cabeza a los organizadores por el reparto de entradas a las autoridades que solicitan un pase VIP para el partido. El sábado pasado no fue una excepción. Un alto diplomático se pilló un buen enfado al quedarse sin plaza para ver en directo el encuentro Real Madrid-Atleti que se jugó en Lisboa: el embajador de Portugal en España, José Tadeu. De hecho, el propio Eduardo Junco, embajador de España en Lisboa (que sí acudió al encuentro para acompañar a los Reyes) trasladó la queja al mismísimo Mariano Rajoy y a José Manuel García-Margallo, a su llegada al palco del Estadio Da Luz. Les explicó que, dado el extraordinario trabajo que habían realizado ambas legaciones para organizar a las dos aficiones, hubiera sido un detalle tener ese gesto con él. La respuesta del presidente del Gobierno y del ministro de Exteriores fue más bien evasiva. Le dijeron que el reparto de las entradas es competencia de la UEFA.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?