El Chau-Chau

El ministro Escrivá, “víctima inesperada” del pacto con Bildu

José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social.
photo_cameraJosé Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social.

El Gobierno ha quebrado la confianza de los empresarios en su gestión de la crisis, tras el pacto con EH Bildu para derogar la reforma laboral. La CEOE se ha retirado de todas las negociaciones, hasta aclarar si el ámbito donde Pedro Sánchez busca consensos sociales es la mesa de diálogo con sindicatos y patronal, o más bien otro paralelo.

Del momento, el ingreso mínimo vital impulsado por el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, se va a presentar sin el apoyo de los empresarios.

Aunque la renta mínima es un proyecto para el que el Gobierno no necesita la aprobación de los agentes sociales, Moncloa pretendía contar con el apoyo de la patronal y de los sindicatos, como ha sucedido con la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) o la extensión de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

El ministro Escrivá, que trata de situarse al margen de las posiciones ideológicas en el Gobierno, y mantuvo el mes pasado un tenso enfrentamiento con el vicepresidente Pablo Iglesias a cuenta del liderazgo del ingreso mínimo vital, ve ahora cómo su proyecto estrella, que será aprobado este martes en el Consejo de Ministros, sale con el único apoyo de los sindicatos. Los empresarios lamentan que sea precisamente el ministro de Seguridad Social, con quien mantienen una relación fluida, el que se convierta en “víctima inesperada” del “circo” que ha montado Sánchez con Bildu.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?