El Chivato

Carmena acepta a San Isidro porque tenía un “toque ecologista”

Manuela Carmena ha defendido, desde que comenzó su mandato, que Madrid debe ampliar sus zonas verdes. Estos días, en la carta enviada a los vecinos de la capital con motivo de las fiestas del patrón San Isidro, la alcaldesa ha vuelto a destacar esta idea y promete avanzar “hacia una ciudad más sostenible y saludable”.

Según ha podido constatar El Chivato, algunas de las afirmaciones de Carmena en su misiva no han pasado inadvertidas para muchos madrileños. En un párrafo de la carta, la alcaldesa acepta que San Isidro sea el patrón de Madrid porque la capital cuenta con “grandes extensiones de espacios verdes”.

Lo justifica así: “En apariencia es un contrasentido que San Isidro, un labrador del siglo XII, sea el patrón de Madrid, una metrópolis moderna llena de calles, coches, edificios y oficinas. Pero no lo es tanto si tenemos en cuenta que también tiene grandes extensiones de parques, jardines y huertos urbanos”.

Pero los que han leído el escrito llaman la atención sobre otro de los argumentos que utiliza Manuela Carmena para defender un Madrid más verde:

“Me parece que Isidro es un santo de andar por casa, apegado a la tierra, y con un toque ecologista. Eso conjuga muy bien con el amor que sienten nuestros vecinos por las zonas verdes y los huertos urbanos que cada vez proliferan más en barrios y colegios. En esa línea va el deseo del Ayuntamiento por llenar de tiestos con flores nuestros edificios municipales”, remata la alcaldesa en su misiva.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo