El Chivato

Elena Salgado ha mejorado en su manera de manejar los datos económicos. Los analistas consideran clave la influencia de José Manuel Campa

A la vicepresidenta Elena Salgado se le ha acusado, en innumerables ocasiones, de sostener un discurso económico totalmente alejado de la realidad. No solo eso. Sus comparecencias públicas estuvieron marcadas, según los expertos, por la improvisación y la falta de claridad, llegando incluso a la confusión y descoordinación entre los propios ministros, que obligaba a rectificaciones rápidas a las pocas horas.

Pues bien. Le cuentan a El Chivato que algo ha cambiado en la ministra de Economía este último año. Los analistas la ven con mayor soltura en las ruedas de prensa, menos improvisación en su discurso y con un manejo más fluido de los datos económicos que tiene que trasladar a la opinión pública.

Apuntan en círculos económicos que esa mejoría de la vicepresidenta económica es comentada por altos dirigentes empresariales en los últimos encuentros o foros en los que estos meses ha participado la ministra.

Pero no todo el mérito se lo lleva Elena Salgado. Los analistas también consideran clave la influencia de su número dos, José Manuel Campa, al que califican de muy buen técnico. Dicen de él quienes le conocen que es una persona reservada porque carece de pasado político, pero que ha aportado un criterio sólido y fiable frente a la actual situación de recesión.

Su nombramiento, en mayo de 2009 en sustitución de David Vegara, fue bien recibido en el mundo empresarial y financiero, a pesar de que no estaba en las quinielas.

 

Arabia Saudi 1-2 México
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

México se queda fuera del Mundial por un gol
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?