El Chivato

Las diez horas que estuvo con Fidel Castro el ahora ministro de Exteriores, García Margallo

En algunos medios se ha apuntado que el nuevo ministro de Asuntos Exteriores, pese a su intención de situar América Latina como la segunda de las prioridades de su departamento, no tiene una gran experiencia en la zona.

Sin embargo, García-Margallo era hasta ahora presidente de la Delegación del Parlamento Europeo para las Relaciones con la Comunidad Andina, y entre 1994 y 1999 fue vicepresidente de la parte de la Comisión de la Eurocámara para las Relaciones con América Central y México.

Esta última circunstancia le permitió viajar a Cuba en mayo de 1998, para asistir a un seminario internacional con periodistas, parlamentarios y empresarios, y tuvo oportunidad de reunirse con Fidel Castro.

En aquella época, el dictador aún se encontraba en forma para mantener largas conversaciones, hasta el punto de que su encuentro con la delegación de la Eurocámara en la que iba García-Margallo se prolongó por espacio de diez horas. Se desarrolló en el Palacio de la Revolución, empezó a las ocho de la tarde y concluyó a las seis de la madrugada del día siguiente, que, además, era domingo.

Junto al ahora ministro iban un eurodiputado alemán, otro británico y tres españoles: dos del Partido Popular Europeo (Javier Pomés y José Ignacio Salafranca) y una de Izquierda Unida (Laura González). En la conversación, los eurodiputados pidieron a Castro un mayor respeto de los derechos humanos, y coincidieron con él en criticar la Ley Helms-Burton de Estados Unidos, según dijeron tras su entrevista.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?