El Chivato

El embajador de Francia ‘alquiló’ su casa para un almuerzo VIP de presentación de una cuvée especial de Moët Chandon

En los círculos diplomáticos madrileño se comenta con mucho detalle una de las fiestas más selectas –“totalmente lista A”- que ha tenido lugar en Madrid en estos últimos tiempos.

El escenario: la casa del embajador de Francia, por tradición una de las mejores casas de Madrid, en el cruce de María de Molina con Serrano. Allí, la empresa Moët Chandon alquiló el uso de una de las terrazas para la presentación de un champagne muy especial: su cuvée de prestigio Oenothèque 1995.

Para la presentación del champagne se desplazó hasta Madrid el chef de cave de la prestigiosa casa de Épernay, Richard Geoffroy. El catering del almuerzo fue externo y el almuerzo no resultó muy largo, retirándose especialmente pronto el embajador.

Le cuentan a El Chivato que, contra los rumores apuntados, el periodista Carlos García-Calvo y el embajador Bruno Delhaye no tienen mala relación, y de hecho pasaron la comida hablando de conocidos diplomáticos comunes. El embajador de Francia, de peculiar presencia física y vestimenta, se ha hecho un imprescindible en todo sarao madrileño que se precie. El periodista García-Calvo, por su parte, fue nombrado caballero de la Ordre des Coteaux de Champagne.

El vídeo del día

Finaliza la misión de la sonda de calor interno de Marte
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes