El Chivato

“Guapa, guapa”. La infanta Elena tiene muy grabadas las muestras de cariño que recibió cuando acudió ante el Cristo de Medinaceli

Una de las citas más emotivas que protagonizan cada año los miembros de la Familia Real es la visita al Cristo de Medinaceli, en su basílica madrileña, coincidiendo con el comienzo de la Cuaresma

El vídeo del día

Abascal a las diputadas de Podemos: “Son mujeres pero no las representan”.

En ese día, la afluencia de personas que desean besar la milagrosa imagen es tal que hay quienes pasan toda la noche en la calle, guardando turno para poder entrar en la iglesia que regenten los padres capuchinos.

Este año, la cita con el Cristo de Medinaceli fue cumplida por la infanta Elena, que a las nueve de la mañana llegaba el templo, para a continuación proceder al besapié. Y, como en todas las ocasiones anteriores, el público acogió con muestras de cariño y mucho calor popular la presencia de la infanta.

Le cuentan a El Chivato que doña Elena tiene aún muy grabadas las escenas de esa visita, durante la que volvió a escuchar los gritos populares de “Guapa, guapa”, que ya escuchó por las calles de Sevilla el día de su boda.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes