El Chivato

El día que la Guardia Civil registró a Miguel Ángel Moratinos

Miguel Ángel Morantinos.
photo_cameraMiguel Ángel Morantinos.

El Congreso Iberoamericano de Periodismo salió este año por primera vez fuera de España para celebrar en Andorra su novena edición. Periodistas y personalidades de distintos países reflexionaron la semana pasada sobre la cultura como nexo de comunicación entre los países iberoamericanos.

En el acto se dieron cita, entre otros, la ministra de Cultura, Juventud y Deportes del Gobierno de Andorra, Olga Gelabert; el ex ministro de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos, o los embajadores en España de República Dominicana, Cuba, Uruguay y El Salvador.

Pero un episodio inesperado salpicó a una de las altas personalidades de esta delegación. Según le cuentan a El Chivato algunos de sus acompañantes, tuvo lugar durante el viaje de vuelta a España, que se realizó en autobús.

El vehículo fue detenido en la frontera por la Guardia Civil. En ese momento, uno de los agentes subió al autocar y avisó de que algunos de los ocupantes iban a ser registrados, de forma aleatoria. Y el azar le llevó a elegir en primer lugar a Miguel Ángel Moratinos.

Según le ha llegado a El Chivato, el ex ministro de Exteriores de Zapatero no ofreció resistencia. Bajó del autobús portando algunas de sus pertenencias. A pocos metros, comenzó a ser registrado ante la mirada perpleja del resto de viajeros, que contemplaban la singular escena a través de las ventanillas.

En ese momento, otro efectivo del puesto fronterizo reconoció a Moratinos. Y se acercó a toda prisa para hacérselo saber al agente que estaba procediendo al registro:

– Compañero, creo que estás registrando al ex ministro Moratinos.

El agente apenas se inmutó. No pareció importarle en exceso la condición de la persona que tenía delante y continuó con su labor. Algunos de los viajeros, según pudo escuchar El Chivato, asegura que terminó el registro poniendo en la tarea mayor empeño si cabe.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes