El Chivato

Ignacio Sánchez Galán está nervioso, hasta irascible: no las tiene todas consigo sobre el control de Iberdrola

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, está nervioso. Se le nota hasta externamente dentro de la compañía.

Le cuentan a El Chivato que el brillante y exitoso ejecutivo no las tiene todas consigo, en cuanto a las garantías de conservar el control de la compañía eléctrica, a pesar de los pasos que ha ido dando, por ejemplo, con la incorporación como accionistas de destacados empresarios españoles que le son próximos, a los que ha ido convenciendo personalmente.

Según fuentes próximas, la entrada en el accionariado de algunos personajes como Nicolás Osuna, que ha incrementado su participación hasta llegar al 1,28%, tampoco le han dejado tranquilo, porque, a pesar de todo, no tiene garantías de que, si les pagan bien, no vendan finalmente sus paquetes. Algo parecido podría decirse de otros, como incluso el constructor Fernando Martín.

Por eso se comprueba en su entorno de trabajo ese nerviosismo de Sánchez Galán, que –le cuentan a El Chivato- en determinados momentos se ha manifestado incluso en irascibilidad.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?