El Chivato

Jarro de agua fría al optimismo del Gobierno: estamos peor que en 2009

Caras de preocupación entre los doscientos empresarios que el lunes asistieron, en el auditorio de la Caixa, en Madrid, al debate-coloquio “Economía a fondo: qué recuperación y cuándo”, protagonizado por Juan José Toribio (ex director del IESE en Madrid y ahora portavoz de la AEB) y Emilio Ontiveros (catedrático Economía de la Empresa en la Autónoma y presidente de Analistas Financieros Internacionales). Allí se encontraban Juan Abelló, Claudio Boada, Antonio Vázquez, Aristóbulo de Juan...

Se escucharon frases rotundas de los dos economistas: “El Gobierno se agarra al aire. Hablan con un optimismo de décimas, porque la mejoría no da para más”. Son las décimas del PIB del último trimestre.

Todo es ínfimo e irrelevante, dijeron. Hay décimas en el descenso del paro o la creación de empleo, y décimas ínfimas y anoréxicas en la recuperación del consumo, que, si se quitan las rebajas, es directamente cero. Y décimas que nos van perseguir los próximos meses en el crecimiento del PIB, solo un 0,7% en 2014, tal como pronostican los organismos internacionales y del 1% en los próximos años, un calvario para crear empleo de verdad.

Toribio sostuvo que España está hoy peor que en 2009, el primer año real de crisis. En este momento hay algunas noticias que celebrar, pero lo mejor del año 2013 es que “se está terminando”. Reconoció algunas cifras positivas: ha terminado la caída del PIB, se ha recuperado la competitividad a costa del empleo, las rentas familiares, de los salarios y del beneficio empresarial, pero “queda mucho camino por recorrer”.

Las exportaciones han hecho milagros y tendremos superávit del sector privado del 7%, algo insólito, logrado en tiempo récord, Las exportaciones son un anticipo, pero no la recuperación. Hemos recuperado competitividad y productividad “con un ajuste brutal, de 6 millones de parados”, pero ahora quedan los deberes del sector público, con una deuda del 100 % del PIB en 2014 y un déficit que no bajará del 6,5% del PIB este año. Le queda un trabajo hercúleo a las cuentas públicas para volver a números positivos.

Ontiveros celebró que las grandes amenazas de rescate hayan desaparecido. El euro se ha salvado, pero seguimos bordeando el precipicio. El Gobierno no tiene margen frente a Bruselas, que tiene “intervenido el presupuesto público de España” y enrocada en la austeridad impuesta por Alemania, que no se mueve un milímetro.

Contrastó la rapidez y contundencia de los Estados Unidos para enfrentar la crisis con la lentitud desesperante de Europa. “Nos esperan años de crecimiento mínimo en Europa. Los países periféricos tenemos que plantarnos frente a Bruselas y exigir otra política. Alemania tiene que moverse ya, fomentar el consumo y la expansión económica”. El drama del paro lo condiciona todo. “Con seis millones de parados no puede haber consumo, ni inversión. Los parados y los banqueros, no es un chiste, tienen los mismo intereses: que haya actividad económica”.

La banca afronta un reto enorme. “Con una relación de cobertura de crédito/depósitos del 140%, muy insana y desequilibrada, y una morosidad del 12%, no puede haber crédito”. ¿Cuándo volverá el crédito? Según Toribio y Ontiveros, “el crédito no vuelve por voluntarismo, vuelve cuando haya condiciones, con la banca definitivamente saneada y buenos cimientos de recuperación económica. Y hoy no se dan ninguna de las condiciones”.

A la salida, gestos de preocupación entre los empresarios asistentes. Y comentarios del siguiente tenor : “Nos queda por aguantar mucho y malo todavía”.

El vídeo del día

Comunidad de Madrid ha identificado 22 casos de variante india
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?