El Chivato

A Margallo le ponen colorado por Gibraltar

José Manuel García-Margallo, durante su etapa como ministro.
photo_cameraJosé Manuel García-Margallo, durante su etapa como ministro.

La reivindicación para que el Reino Unido devuelva el Peñón de Gibraltar a soberanía española fue uno de los ejes de la acción de José Manuel García-Margallo durante su etapa al frente del Ministerio de Asuntos Exteriores.

El entonces ministro llegó a asegurar en 2016 que en un plazo de cuatro años podría ondear la bandera de España en esta colonia británica, y que él estaría allí para verlo. A un eurodiputado británico le llegó a espetar, en tono de broma, “¡Gibraltar español!”.

García-Margallo dejó el Ministerio en noviembre de 2016, con el inicio del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy, y ahora es diputado en el Congreso. Pero no ha abandonado su interés por el contencioso de Gibraltar, según pudo constatar hace poco El Chivato.

El pasado viernes el Centro Riojano de Madrid acogió una conferencia impartida por el general de Brigada en la reserva Salvador Fontenla. Este antiguo alto mando militar disertó sobre “La evolución histórica del problema de Gibraltar hasta la Guerra Civil”, dentro de un ciclo de conferencias organizado por el historiador Pío Moa y el Foro Recuperemos Gibraltar.

Cuando iba a dar comienzo el acto, apareció en la sala precisamente José Manuel García-Margallo. El ex ministro entró de forma discreta, pero su altura y su traje de color claro llamaron la atención de los asistentes.

De hecho, algunos de ellos aprovecharon el turno de preguntas para enviar ‘un recado’ al ex ministro. Varios asistentes plantearon distintas cuestiones al ponente invitado y, en su intervención, dirigieron críticas a todos los gobiernos de la democracia... incluido aquel en el que José Manuel García-Margallo fue ministro de Asuntos Exteriores.

“No han hecho nada por recuperar Gibraltar”, recriminaron algunas personas a los políticos españoles desde la Transición, con palabras muy duras en las que incluyeron de forma específica al ex ministro presente. También el organizador Pío Moa respaldó estas críticas, y las intervenciones provocaron aplausos espontáneos del público.

García-Margallo aguantó estoicamente el chaparrón de reproches, que en parte le afectaban, sobre lo poco que han avanzado las gestiones diplomáticas de España para recuperar la soberanía sobre Gibraltar. Al final del acto, saludó al general Fontenla y a los responsables del Centro Riojano de Madrid, se hizo una foto y se marchó.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo