El Chivato

El PSOE utiliza la reacción contra el Acto de las Familias para “movilizar” a sus votantes

En contra de las apariencias, la reacción del PSOE y del Gobierno al acto celebrado en Madrid en defensa de la familia cristiana está siendo bastante “normal” y dentro de lo previsible. Es el análisis que se realiza en ámbitos eclesiásticos a los que ha consultado El Chivato.

A pesar de la protesta de José Blanco, pidiendo a la Iglesia que rectifique, e incluso a pesar de su salida confesando ser “creyente” y diciendo que se había planteado abandonar la Iglesia; a pesar de la declaración del ministro Fernández Bermejo, en esos ámbitos eclesiásticos se piensa que las cosas no van a ir a mayores.

El análisis que se escucha es que la celebración de un acto así en nada va a perjudicar al Gobierno y a su partido, y mucho menos desde el punto de vista electoral, por cuanto previsiblemente ninguno de los que se desplazaron a la Plaza de Colón el día 30 piensa votar a los socialistas. Y, de igual forma, en nada va a influir en quienes ya tienen decidido votar PSOE.

Es más. La reacción desde el partido y el Gobierno, incluyendo la del ministro de Justicia y la nota del PSOE ayer, se pone en marcha precisamente para movilizar a sus propios votantes. Se trata de aprovechar la ocasión agitando ante ellos el “temor” a una vuelta del nacional catolicismo, en palabras de Fernández Bermejo.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?