El Chivato

Pascual Sala, presidente del TC, es un taurino furibundo que ha toreado en capeas. Le conocen como “El Niño del Constitucional”

El nuevo presidente del Tribunal Constitucional, Pascual Sala, tiene una característica personal que muy pocos conocen: es un apasionado de los toros.

Le cuentan a El Chivato, personas que le tratan desde hace años, que su señoría siente tal inclinación por la fiesta nacional, que casi podría calificársele de "ultraaficionado". Es un aficionado furibundo. Tanto, que ha llegado a torear en capeas, incluso en los últimos tiempos y a pesar de su edad. En alguna tienta, la vaquilla le pegó un buen revolcón.

Dada su pertenencia al alto organismo desde hace años, y que ahora ha empezado a presidir, en círculos cercanos le llaman, informalmente, “El Niño del Constitucional”.

Su afición ha arrojado algunas esperanzas en el mundo taurino, en relación con la prohibición de los toros aprobada en Cataluña. Porque esa ley autonómica ha sido recurrida ante el Tribunal Constitucional, y ahora su presidente es Pascual Sala, un aficionado hasta las cachas.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable