El Chivato

Desconcierto en Génova: fracasa la enésima estrategia del PP contra Ciudadanos

Albert Rivera echó por tierra la estrategia del PP de llamar a C's "naranjito".
photo_cameraAlbert Rivera echó por tierra la estrategia del PP de llamar a C's "naranjito".

Ciudadanos se está convirtiendo ya en un auténtico dolor de cabeza para el PP. Y no solo por la verdadera amenaza electoral que supone –tal y como se ha demostrado en Andalucía-, sino porque en la dirección nacional no dan con una estrategia de comunicación adecuada para hacer frente al partido de Albert Rivera.

Así lo ha escuchado El Chivato a cargos del PP bien situados en Génova, que admiten que ha habido “varios experimentos fallidos” en este deseo de erosionar la imagen de Ciudadanos.

La primera intentona trató de menospreciar al nuevo rival político y la estrenó el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, cuando se refirió a Ciudadanos como “los naranjitos”. La reacción no se hizo esperar: Albert Rivera y otros dirigentes de esta formación se fotografiaron con naranjas y convirtieron en viral el hastag #YoSoyNaranjito.

Más tarde, el PP decidió pasar al ataque esgrimiendo el origen catalán de C's como arma arrojadiza: dirigentes como Cospedal y Floriano se refirieron al partido como “Ciutadans” y el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, llegó a asegurar: “no queremos que nos gobierne alguien que se llame Albert”.

Esta nueva táctica provocó un gran enfado en Alicia Sánchez-Camacho y en la ejecutiva del PP en Cataluña. Miembros de la dirección regional del partido confirman a El Chivato que el portavoz Enric Millo habló personalmente con Carlos Floriano para explicarle que, desde Génova, “estaban estigmatizando a Cataluña y a los catalanes”, y eso podía pasar factura al partido en la región de cara a las municipales.

Las quejas del PP catalán fueron escuchadas por la dirección nacional que, en vísperas de las andaluzas, difundió a todas las federaciones un nuevo argumentario. Ahora se animaba a las ejecutivas regionales a dejar claro públicamente que la formación de Albert Rivera era “amiga de los socialistas en Andalucía”.

Para justificar esa afirmación, Génova recordó que el candidato de C'S a la Junta, Juan Marín, había facilitado tiempo atrás el gobierno del PSOE en el Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), y ahora haría lo mismo con Susana Díaz.

Esta estrategia, reconocen desde el PP, es “la que más convencía a todos” ya que, por fin, se empleaban argumentos políticos. Sin embargo, como ha sucedido con el resto de consignas, ha quedado invalidada:

-- “El anuncio de Podemos de facilitar la investidura a Susana Díaz hará que Ciudadanos se abstenga, por lo que no podremos usar eso en su contra”.

Ahora, los populares buscan a la desesperada otra forma de atacar a Ciudadanos. Parece que la idea es centrar las críticas en el líder del partido, Albert Rivera. Dirigentes del PP esperan que, esta vez sí, el plan funcione.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?