El Chivato

Soraya se empleó a fondo para aplacar las protestas de los secretarios de Estado

Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso de los Diputados.
photo_cameraSoraya Sáenz de Santamaría en el Congreso de los Diputados.

Ante la incertidumbre política que vive el país, todos los altos cargos en los ministerios (secretarios de Estado, subsecretarios y directores generales) y en las empresas públicas han recibido el aviso de Rajoy de que se tomen con paciencia el periodo de interinidad.

Esta transición, más larga de lo habitual, obliga a ministros y secretarios de Estado a seguir en funciones hasta la formación de un nuevo Gobierno. Un periodo que puede llegar en esta ocasión hasta el mes de julio si fuera necesario repetir las generales a finales de mayo.

Según ha podido escuchar El Chivato entre algunos de los asistentes a la última Comisión de Secretarios de Estado y Subsecretarios, que tuvo lugar el pasado jueves, como antesala del Consejo de Ministros del viernes, las quejas por esta transición sin horizonte temporal han comenzado a ser trasladadas ya a Soraya Sáenz de Santamaría.

Algunos de los que protagonizaron estas protestas son profesionales sin carné del partido, que contaban con que, continuara el PP en el poder o no, se reincorporarían a sus puestos en la Administración a finales de este mes o a primeros de febrero o buscarían acomodo en las empresas privadas donde mantienen una excedencia.

Según le han contado a El Chivato, la vicepresidenta se empleó a fondo para tranquilizar a estos altos cargos. Y les expuso un nuevo escenario político, que garantizaría una pronta investidura de Rajoy y les permitiría dejar de ser ‘prisioneros’ de este Gobierno en funciones. Un análisis que dejó perplejos a los asistentes.

Les confirmó que la postura de Pedro Sánchez parece inamovible. Pero añadió que Moncloa manejaba ya una hoja de ruta que sitúa a Susana Díaz al frente del PSOE, con la que es más factible negociar una abstención que permita formar, cuanto antes, un gobierno en minoría liderado por Mariano Rajoy.

En algunos casos, tal y cómo se contó la semana pasada en ECD, hay quien se había planteado dimitir de inmediato tras los malos resultados de las elecciones municipales y autonómicas de mayo.

Al final, muchos de los afectados no lo hicieron “por lealtad al Gobierno” y ahora se lamentan de esa decisión, que sí tomaron –recuerdan ahora- otros altos cargos próximos a la vicepresidenta. Citan, en concreto, los casos de David del Cura y Jaime Pérez Renovales.


Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?