El Chivato

El alcalde de Podemos al que dieron plantón en la cárcel

Le cuentan a El Chivato la historia de una infructuosa visita de Xulio Ferreiro, alcalde de La Coruña, a la cárcel de Teixeiro. El suceso no deja en buen lugar al director del centro penitenciario y también ha provocado cierto debate sobre algunos gastos o “inversiones”, llevados a cabo por el Ayuntamiento.

Los hechos ocurrieron el pasado 24 de febrero, cuando el primer edil, de Marea Atlántica –la marca empleada por Podemos en las municipales gallegas- decidió acudir a la prisión acompañado de una concejala socialista y dos empresarios de la zona. El motivo del repentino viaje era asistir al día a día de los presos y conocer más de cerca a los integrantes del equipo de fútbol sala de la cárcel.

¿Por qué ese interés? El gobierno municipal de Ferreiro patrocina con 12.000 euros, procedentes de las arcas públicas, a este equipo. El alcalde tenía intención de ser recibido por los responsables del centro, agradecidos como están por esa ayuda económica.

Sin embargo, nadie salió a recibir al regidor municipal y a sus acompañantes. Era sábado y el director de la institución desde hace poco más de siete meses –llegó en verano procedente de Sevilla- no se encontraba en su puesto de trabajo. Al parecer, tampoco había otro miembro del equipo de dirección que pudiera acompañar a Ferreiro.

El alcalde, pese a ello, decidió realizar la visita. Siempre acompañado por un funcionario de la prisión, conversó con los internos y se interesó por el estado de sus celdas. No tuvo la repercusión que quizá esperaba, pero mantuvo su plan inicial.

Pese a ello, Ferreiro no desaprovechó la oportunidad y dejó un mensaje para los directivos: antes de abandonar la cárcel, se dirigió al funcionario que estaba más cerca de la puerta de salida y le transmitió el siguiente recadó:

-- “Cuando vuelva el director, dígale que he estado aquí”.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo