El Chivato

El alto cargo de Interior que ha sobrevivido a tres ministros y dos gobiernos

Ferran López, Juan Antonio Puigserver y Juan Ignacio Zoido.
photo_camera Ferran López, Juan Antonio Puigserver y Juan Ignacio Zoido.

La inestabilidad política que vive España desde que en 2015 el PP perdió la mayoría absoluta se ha reflejado en la celebración de elecciones anticipadas (cuatro generales entre diciembre de 2015 y noviembre de 2019), la interposición de mociones de censura, los cambios de Gobierno y los relevos de ministros.

Cuando hay un cambio de ministro, lo habitual es que el nuevo titular de la cartera cese a los altos cargos que nombró su antecesor, y elija a personas de su confianza para los puestos clave del ministerio. Eso afecta sobre todo a los secretarios de Estado, pero también en muchas ocasiones a los subsecretarios, los secretarios generales, e incluso los secretarios generales técnicos y directores generales.

Por eso sorprende el caso de un alto cargo que acaba de cumplir diez años en el puesto. Se trata de Juan Antonio Puigserver, que tomó posesión del cargo de secretario general técnico del Ministerio del Interior el 14 de febrero de 2012.

Puigserver es abogado del Estado, y por ello ha pasado por las asesorías jurídicas de distintos ministerios (Educación, Justicia, Sanidad, Agricultura) y administraciones públicas (como la Delegación del Gobierno en Cataluña). Al llegar Mariano Rajoy a La Moncloa, el ministro del Interior Jorge Fernández Díez le eligió como secretario general técnico, a principios de 2012.

A Fernández Díez le sucedió como ministro del Interior Juan Ignacio Zoido en noviembre de 2016, cuando Rajoy consiguió ser investido de nuevo tras dos elecciones generales y casi un año en funciones.

El Gobierno de Rajoy cayó en junio de 2018, al ganar Pedro Sánchez la moción de censura. El nuevo titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, nombró a numerosos altos cargos, pero mantuvo, como había hecho Zoido, a Juan Antonio Puigserver.

Este abogado del Estado ganó cierta notoriedad cuando el Gobierno de Rajoy, con el aval del Senado, activó el artículo 155 de la Constitución e intervino la Generalitat de Cataluña tras la intentona secesionista de octubre de 2017. Cada ministro tomó las riendas de los respectivos departamentos del Govern catalán. Sin duda, el más delicado parecía Interior, responsable de los Mossos d’Esquadra.

El ministro Juan Ignacio Zoido mandó a Barcelona a Juan Antonio Puigserver, que se instaló en un despacho del Departamento de Interior y se hizo cargo de la actividad ordinaria del departamento, donde se había cesado a toda la cúpula, no sólo al consejero Joaquim Forn, y se había relevado también a Josep Lluís Trapero como responsable operativo de los Mossos.

En esa etapa complicada, Puigserver consiguió ganarse la confianza de los altos mandos de la policía autonómica, comenzando por el comisario Ferrán López, que sustituyó a Trapero. También recibió elogios de los servicios jurídicos del Departamento de Interior.

 

Puigserver cumple ahora diez años como secretario general de Interior, cargo desde el que ha visto pasar dos presidentes del Gobierno, distintas composiciones del Ejecutivo (PP, PSOE en solitario y en coalición con Unidas Podemos), tres ministros, cinco secretarios de Estado de Seguridad, tres directores generales de la Policía y cuatro de la Guardia Civil.

El secretario general técnico de un ministerio se dedica, principalmente, a supervisar la elaboración de los anteproyectos de ley y de otras disposiciones del departamento, la preparación de los documentos que se llevan al Consejo de Ministros, las relaciones con las comunidades autónomas, la tramitación de convenios de colaboración y la resolución de recursos administrativos, entre otras funciones.

Brasil 2-0 Serbia
Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

Richarlison alumbra a la
Canarinha en su debut
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?