El Chivato

Los (muchos) amigos de Arturo Fernández

Arturo Fernández.
photo_cameraArturo Fernández.

Su empresa, el Grupo Cantoblanco, lucha por no desaparecer; está imputado por el caso Bankia, porque era consejero de la entidad financiera cuando salió a Bolsa; ha sido acusado de pagar en negro a sus trabajadores y de defraudar a Hacienda… No vive sin duda su mejor momento, pero Arturo Fernández, presidente de los empresarios madrileños, todavía conserva muchos amigos.

Lo demostró ayer en el hotel Ritz. En uno de los ya tradicionales desayunos con alguna autoridad destacada que se celebran en la capital, llenó hasta tres salas del hotel, algo que no ocurre con frecuencia.

Según pudo comprobar el Chivato, el presidente de Ceim se vio apoyado por la plana mayor del PP madrileño. Esperanza Aguirre y el presidente autonómico,  Ignacio González, compartieron mesa con la delegada del Gobierno de Madrid, Cristina Cifuentes, ya recuperada de su accidente.

Además, le acompañaron el presidente del Congreso, Jesús Posada; el presidente de la patronal de empresarios, Joan Rosell; el líder de los empresarios catalanes, Joaquim Gay de Montella; los líderes autonómicos de UGT y CCOO; el cabeza del PSOE en el Ayuntamiento de la capital, Jaime Lissavetzky…  El que no estuvo fue el líder autonómico socialista, Tomás Gómez.

El propio Fernández se encargó de anunciar que sólo faltó el representante de la Casa Real, Rafael Spottorno, pero por causa de fuerza mayor: “Un problema familiar le ha impedido estar aquí”.

La Casa Real, la plana mayor del PP madrileño, la plana mayor de los empresarios, los líderes sindicales regionales…y tres salones del Ritz.

Ha sido una demostración de la fuerza del mandatario madrileño ante las inminentes elecciones a la asociación empresarial. Se celebrarán el próximo 24 de marzo y, por primera vez, habrá dos candidatos: el propio Fernández e Hilario Alfaro.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?