El Chivato

Ana Botín se atasca con la transformación digital

Ana Botin, en la presentación de resultados del Banco Santander.
photo_cameraAna Botin, en la presentación de resultados del Banco Santander.

Una de las banderas de Ana Botín desde que se puso al frente del Santander, en 2014, tras la muerte de su padre, es no perder el tren de la digitalización. 

Dice que trabaja para que el Santander se convierta en un banco totalmente digital. Y a ello, según le ha podido escuchar recientemente El Chivato, está dedicando su empeño en los últimos meses una de las mujeres más poderosas del mundo de los negocios.

En esa estrategia, el Santander fue el primer banco nacional que introdujo la aplicación Apple Pay, coincidiendo con su llegada a España, por la que los clientes pueden pagar en cualquier comercio con su iPhone o su Apple Watch.

La presidenta presentó recientemente en el ‘Openbank Media Day 2018’ varios servicios que suponen un avance destacado, y convierten al Santander en pionero gracias a novedosas iniciativas implantadas a través de Openbank, el banco 100% digital del Grupo, que Botín pone como ejemplo del “banco que queremos ser en el futuro”.

Con estas nuevas herramientas, se había propuesto dar en 2018 un paso de gigante en la digitalización, con objetivos concretos de captación de clientes. No se trataba de una mera estrategia cosmética. Lanzó la consigna a los altos ejecutivos de la entidad de que “hay que estar o hay que estar” en esa transformación.

El reto era cerrar 2018 con ocho millones de clientes digitales más, para conseguir que el 25% de los usuarios del banco hubiera optado por esta modalidad. Una meta que elevaría el número total de clientes tecnológicos por encima de los 33 millones.

Sin embargo, el Santander no ha logrado ese objetivo. Durante 2018, ha crecido en 2,6 millones los clientes vinculados -aquellos que lo consideran su banco principal-, pero los digitales se quedaron en 6,6 millones, hasta llegar a 32 millones, según ha reconocido la entidad en su memoria de resultados del año pasado. 

Pese a quedarse a más de un millón de clientes tecnológicos de los planteados por la presidenta, el Santander ha explicado que casi un tercio de las ventas totales se realizan actualmente a través de canales digitales.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?