El Chivato

El madrileño bar de los tradicionales huevos rotos en el que Villarejo grababa a sus comensales

Son muchos los mitos y leyendas que circulan sobre famosas comidas con personajes importantes que algún día se reunieron con el ex comisario José Manuel Villarejo. Todo el que estuvo con él teme que algún día puedan ver la luz alguna grabación indiscreta que contenga su voz. 

Uno de los locales que el policía frecuentaba era precisamente ‘Casa Piluca’. Se trata de un bar de Madrid en el que Villarejo se reunió con multitud de personas para comer y grabar sus conversaciones. Así se describe en el libro ‘La España Inventada’ del periodista Manuel Bravo y el inspector Francisco Marco.  

Situado enfrente de la plaza de las Vistillas, este local es conocido por su popular cocina madrileña. Lo más famoso de su carta: los huevos rotos, de los que se hizo eco incluso el New York Times en un reportaje sobre Madrid. Otra de las especialidades de la casa son los callos o las habas salteadas con jamón. No es difícil imaginarse allí a Villarejo con otros comensales hablando sobre política y operaciones policiales, mientras degustaban el menú tradicional. 

El ex comisario conocía Madrid a la perfección. Las malas lenguas dicen que había plagado de micrófonos el interior del reservado de algunos restaurantes, según revelan a El Chivato. El libro, que se acaba de publicar, describe otras muchas reuniones con todo tipo de detalles. Como la que tuvo con el periodista Jordi Évole en el bar del hotel Holiday Inn cerca de las Torres Picasso para tratar sobre la única entrevista que el ex comisario daría en televisión, justo antes de entrar en prisión. 

-- “Hombre troncos... bueno esto es una conversación entre troncos, somos colegas”, dijo Villarejo, “espero que no lo estéis grabando”. 

-- “Lo que yo espero es que tú sí, porque si no me decepcionarías, me sentiría muy poco importante si no estuvieses grabando esto”, contestó Évole. 

-- “Qué cabrón eres, qué hijoputa”, replicó el comisario.

La práctica de Villarejo de grabarlo todo ha provocado que trasciendan conversaciones muy íntimas de fiscales, jueces, abogados, policías y empresarios españoles. La policía, sin embargo, todavía no ha logrado desencriptar la mayor parte del contenido incautado. Qué más habrá en esos audios, algunos registrados en ‘Casa Piluca’, se preguntan algunos.

El vídeo del día

Finaliza la misión de la sonda de calor interno de Marte
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable