El Chivato

El cabo que usó una bicicleta para superar la prueba física de carrera

Militares de la UME.
photo_cameraMilitares de la UME.

Cada cierto tiempo, los militares deben someterse a una serie de pruebas físicas para medir el estado de forma y también evaluar la calidad de la instrucción a la que se someten a diario.

Uno de los retos más exigentes es una carrera de seis kilómetros de longitud, en la que se pone a prueba la capacidad de resistencia de los participantes, y que debe cumplirse en un tiempo mínimo determinado.

Sin embargo, al parecer no todos están dispuestos a enfrentarse a ella en igualdad de condiciones. Según le cuentan a El Chivato, en una base aérea española se registró un caso de ‘picaresca’ durante el desarrollo de esta prueba: un cabo escondió una bicicleta en un lugar del recorrido y la utilizó cuando nadie le veía, con el fin de rebajar así su marca, o de mantenerla con un menor esfuerzo.

La ‘jugada’ le salió mal, porque fue descubierto por sus superiores. Ahora ha sido acusado de una falta leve, prevista en el artículo 6 del Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas: inobservancia o inexactitud en el cumplimiento de algunas de sus obligaciones. Concretamente, la de correr con sus propias piernas como todos los demás, tal y como se le había ordenado.



Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo