El Chivato

Un coche negro por Madrid y un guardaespaldas con un subfusil en la ventanilla

Plaza San Juan de la Cruz.
photo_cameraPlaza San Juan de la Cruz.

Miércoles 25 de abril. En torno a las siete de la tarde, un coche negro de alta gama enfila a gran velocidad el Paseo de la Castellana en dirección norte, hasta la plaza San Juan de la Cruz.

En ese momento, el vehículo con lunas tintadas toma la rotonda y se dirige a su izquierda en dirección a la calle Ríos Rosas. Durante la maniobra reduce la velocidad lo suficiente como para que los peatones que esperan en el paso de cebra puedan visualizar con detalle el vehículo.

La escena, tal y como le cuentan a El Chivato testigos presenciales, impacta. Los cristales están tintados pero suficientemente bajados como para distinguir que en el asiento delantero viaja un copiloto que va hablando a viva voz por un walkie talkie.

Pero lo que más sorprende se encuentra en el asiento de atrás: la ventanilla bajada, y de ella, asomando y con la bocacha apuntando hacia el exterior, un subfusil en manos de un hombre con pinta de guardaespaldas.

El paso de ese vehículo deja en cierto modo anonadados a los testigos, que se miran como preguntándose “¿Quién es tan importante como para ir ahí dentro, tan protegido?”.

Según todos los indicios, quien iba a bordo de dicho vehículo era Enrique Peña Nieto, presidente de México, que se encontraba en ese momento de visita oficial en Madrid con una agenda repleta de actos en la capital. Presidente, por cierto, de un país donde la violencia no tiene límite: más de dos mil quinientas personas asesinadas en el primer trimestre de 2018.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes