El Chivato

El comentario taurino de Pedro Sánchez que descolocó a Merkel

Angela Merkel y Pedro Sánchez, en una imagen de archivo.
photo_cameraAngela Merkel y Pedro Sánchez, en una imagen de archivo.

Costó más de 90 horas consecutivas de reuniones, cientos de encuentros bilaterales y una elevada tensión en el ambiente, pero en la madrugada del lunes al martes, los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 lograron un acuerdo esencial para cerrar el Presupuesto de la Unión hasta 2027 y el Fondo de Recuperación para la pandemia.

El vídeo del día

Los PGE incluyen una inversión pública social histórica de 239.765 millones.

Un paso sin precedentes, un mecanismo inédito de hasta 750.000 millones de euros para ayudar a los países más afectados, incluyendo hasta 390.000 millones de euros en transferencias directas.

“Estos días, España ha mantenido una posición constructiva con un objetivo claro: llegar a un acuerdo. Haciendo un ejercicio de diálogo, escucha, hablando con todos los líderes, sobre todo con los países menos receptivos a las transferencias. No hay gobiernos más o menos europeístas, todos tenemos nuestra perspectiva de cómo tiene que ser la respuesta”, declaró Pedro Sánchez rebajando el tono y no alineándose con el italiano Conte, que el día anterior había acusado a los frugales encabezados por Holanda de estar contra las instituciones y el proyecto europeos.

“Necesitamos un acuerdo, esperemos que en las próximas horas”, afirmó Sánchez, quien compareció por primera vez ante los medios antes del cónclave definitivo y después de cuatro días en silencio sobre la marcha de las negociaciones.

Según ha escuchado El Chivato en la delegación española que acompañó al presidente a Bruselas, pese al optimismo moderado en aquel momento de líderes como la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro francés, Emmanuel Macron, Sánchez no veía claro todavía el acuerdo en la última reunión que se convocó el lunes por la tarde y se alargó hasta primera hora de la mañana del martes.

Aseguran que el presidente español “no se lo acababa de creer”. Consideraba que la tensión vivida la noche anterior y los duros reproches no dejaban margen al acuerdo. Como mucho, un acercamiento de posturas pero que no permitiría, al menos en este Consejo Europeo, rubricar un pacto.

Hasta el punto de que, según le ha llegado a El Chivato, Sánchez llegó a recurrir a un comentario taurino para describir la situación con su equipo: “Hasta el rabo, todo es toro”. Una expresión que dio lugar a una escena divertida.

La frase sorprendió a los altos cargos españoles que le acompañaban, que saben de su poca o nula afición a los toros, pero que sobre todo dejó descolocada a Angela Merkel. La canciller alemana también escuchó esta expresión del refranero español en boca del presidente del Gobierno.

El comentario es sinónimo de precaución, de que no hay que fiarse de las apariencias, porque, cuando ya se cree haber dominado una situación, esta puede complicarse. El mensaje que Sánchez quería lanzar estaba claro: hasta que algo no concluye al cien por cien, nada está escrito. El problema es que Merkel no lo llegó a entender.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable