El Chivato

Lo que comparten un ex presidente del TC y un abogado que defiende presos del ‘procés’

Pascual Sala, cuando era presidente del Tribunal Constitucional.
photo_cameraPascual Sala, cuando era presidente del Tribunal Constitucional.

“Para mi es muy difícil, casi imposible, que exista un delito de rebelión y muy problemático, por no decir que tampoco, el de sedición”. Quien así se ha pronunciado no es el abogado de uno de los líderes del proceso independentista que están presos, ni un jurista vinculado al independentismo.

Lo dijo hace unos días Pascual Sala, magistrado nacido en Valencia, de tendencia progresista y que durante su carrera ha alcanzado los puestos más altos del sistema judicial español: ha sido presidente del Tribunal Constitucional, del Tribunal Supremo, del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal de Cuentas.

Estas declaraciones de Pascual Sala a la radio catalana RAC1 han provocado una fuerte polémica. Los independentistas ponen en valor que hasta quien fue presidente del TC ponga en duda la valoración jurídica que el juez del Supremo Pablo Llarena hace de los actos realizados por Carles Puigdemont, los consejeros de su Govern y los presidentes de Òmnium Cultural y la Assemblea Nacional Catalana, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez.

El Chivato ha podido saber que hay quien, más allá de la ideología de izquierdas que pueda tener Pascual Sala, apuntan a otra circunstancia llamativa sobre el ex presidente del Tribunal Constitucional: se trata de algo que comparten Sala y uno de los abogados que lleva la defensa jurídica de varios de los imputados por preparar y tratar de llevar a efecto la independencia de Cataluña.

Sala fichó en julio de 2015, cuando ya había dejado el TC, por el bufete Roca Junyent. Se trata del despacho de abogados presidido por el ex diputado de CiU y ponente constitucional Miquel Roca.

El ex magistrado se unió como socio consultor en Madrid para reforzar el área de arbitraje y también el equipo procesal de contencioso-administrativo.

Curiosamente también está vinculado a Roca Junyent el letrado Jordi Pina, que en la instrucción de la causa del procés lleva la defensa de tres acusados.

Fue contratado por Jordi Sànchez cuando la Audiencia Nacional decretó su ingreso en prisión provisional, y más tarde se hizo cargo también de la defensa judicial de los ex consejeros Jordi Turull y Josep Rull.

Jordi Pina es abogado de Molins Advocats, despacho penalista que llegó a una alianza con el bufete de Miquel Roca para encargarse de los casos penales que llegaran a Roca Junyent.

De aquí procede esa vinculación entre el ex presidente del TC Pascual Sala y el abogado de tres de los presos provisionales por el proceso independentista en Cataluña, circunstancia que no ha pasado inadvertida para algunos juristas y políticos catalanes.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?