El Chivato

A Corinna no le gustan las traductoras españolas

Captura de pantalla 2021-01-15 a las 12.07.32
photo_camera Pantalla del juicio durante la declaración de Corinna Larsen desde Londres

No una, ni dos... Hasta cinco veces tuvo que fijarse una fecha para que el mediático juicio contra José Manuel Villarejo por calumnias al ex director del CNI, Félix Sanz Roldán, se celebrase. Las causas de tanto aplazamiento fueron varias. En ocasiones debido a la pandemia, y otras veces por los problemas con una testigo clave: Corinna Larsen

La ex amiga del rey Juan Carlos tenía que declarar, a petición de Villarejo, pero se negaba a desplazarse a España. La solicitud de que lo hiciera desde Londres trajo a los abogados y al juez ‘de cabeza’: tuvieron serios conflictos burocráticos para lograrlo. Finalmente, tras una prueba días antes, Larsen declaró por videoconferencia desde una oficina londinense. 

Pero no todo fue sencillo… Durante la vista se produjeron momentos dignos de una película cómica. Se trataba de una citación judicial con personajes de alto nivel por lo que, incluso, medios internacionales estaban siguiendo el desarrollo de la vista. En la conexión, el juez que estaba en la capital inglesa relató que tenían allí dos traductores, mientras que en España había otra. Una mujer que traducía del inglés al español y viceversa. 

El vídeo del día

IAG pierde 6.923 millones en 2020 frente a beneficios de 2019 por el Covid

El juez Jesús de Jesús, desde España, pidió a la traductora que preguntara a Corinna Larsen que, ya que tenía un alto conocimiento del español, si quería declarar en esa lengua o se iba a sentir más cómoda haciéndolo en inglés. Larsen, que se sentaba por primera vez ante un tribunal español, contestó que prefería hacerlo en inglés. Y empezó el festival de la traducción. 

Los jueces de los dos países acordaron que fuera la traductora española, y no las dos de Londres, la que actuara. Según pudo comprobar El Chivato, Larsen no se encontraba del todo a gusto con esa situación y hasta llegó a desconfiar de lo que la traductora estaba diciendo. 

-- Creo que eso no es lo que yo he dicho, afirmó Larsen varias de sus intervenciones 

Entonces se produjo un momento surrealista, cuando la traductora española traducía al juez español las palabras del juez inglés sobre ella misma: “Dice la señora Larsen que no está segura de si la traductora española [hablando de ella] está haciendo bien la traducción. ¿Podríamos seguir con otro traductor?”. 

El magistrado se negó, alegando que “esta era la traductora que habían facilitado”, y recordó que el que debía juzgar era él. Zanjó el asunto y siguió el juicio, aunque Larsen hablaba de poquito en poquito para -dijo- que no se ‘maltradujeran’ sus palabras. Ese fue el motivo de que la declaración se prolongara más de una hora. 

Larsen mostró su absoluto apoyo a la versión de Villarejo, y logró que la Fiscalía retirara la acusación por calumnias al ex comisario y dejara únicamente una por delito de denuncia falsa. Ahora queda por conocer las conclusiones del juez. 

El tiempo

(pulsar sobre el mapa para ver el tiempo de hoy)
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes