El Chivato

Cosidó no fue el filtrador inicial, fue Catalá

Cosidó y Catalá
photo_cameraCosidó y Catalá

A veces un simple WhatsApp produce un cataclismo. “Controlando la Sala Segunda desde detrás” fue el mensaje que hizo saltar por los aires, en 2018, la negociación secreta que habían llevado PP y PSOE para renovar el Poder Judicial. Con el acuerdo ya encima de la mesa, la filtración de estas palabras del portavoz popular en el Senado, Ignacio Cosidó, deshizo todo lo pactado. 

A las 21:30 del 17 de noviembre, Cosidó celebró el “esperanzador” reparto del CGPJ para el PP con un mensaje a un grupo de WhatsApp, integrado por senadores y miembros del partido, en el que explicaba que los populares se habían hecho con 9 vocales más el presidente y que el PSOE obtenía 11.

El mensaje -que se conoció unos días más tarde- insistía en que era ‘suyo’ el presidente “un gran jurista con una capacidad de liderazgo y autocrítica para que las votaciones no sean 11-10 sino próximas al 21-0. Y además, controlando la Sala Segunda desde atrás”. 

Se refería a la elección de Manuel Marchena, entonces presidente de la Sala de lo Penal, la competente para enjuiciar a diputados, senadores y miembros del Gobierno, y que en ese momento tenía que juzgar por rebelión a los protagonistas del procés. 

La polémica que provocó el conocimiento del mensaje, la reacción en las filas socialistas, y sobre todo la renuncia de Marchena al nombramiento, tiraron por tierra el acuerdo. Y echaron todas las culpas a Ignacio Cosidó, uno de los hombres de máxima confianza de Pablo Casado.

Sin embargo, según ha podido saber El Chivato, este mensaje tuvo un origen anterior. 

Del famoso WhatsApp de “la puerta de atrás” fue responsable el entonces ministro de Justicia con Rajoy, Rafael Catalá, que reveló los detalles del pacto (y que era favorable al  PP) para intentar calmar los ánimos de miembros de su partido, enfadados por la entrada de algunos magistrados progresistas en el Tribunal Supremo, como parte de la renovación del CGPJ. 

Catalá lo contó y Cosidó lo transmitió. Como consecuencia, no hubo pacto con los socialistas, Marchena siguió en la Sala Segunda, y no se renovó el CGPJ, que ha seguido en funciones hasta hoy. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?